Chupete ¿Sí o No?

Abril 5, 2017 , In: Bebés: Crecimiento y Salud
1

Uno de los primeros reflejos con los que el bebé cuenta intraútero desde el primer momento es el de succión. Ya en los primeros meses de gestación los bebés suelen llevarse el dedo a la boca y succionar y, junto con el reflejo de deglución del líquido amniótico, suelen ser de los primeros reflejos en adquirirse, por lo que es un reflejo innato en el recién nacido desde los primeros días y además se mantiene en la vida extrauterina.

El origen de este invento  fantástico para algunos y odiado para otros trata del siglo XX donde, en el año 1949, los médicos Adolf MÜller y Wilhelm Balters inventaron este artilugio que hoy en día sigue siendo igual, con la misma finalidad que hace décadas: “consolar al bebé”.

Todo el mundo sabía que cuando un bebé tiene hambre y no mama, lógicamente comenzará a llorar y a desesperarse cada vez más y ese  fue uno de los motivos que llevaron a estos dos médicos a la creación del chupete.

El chupete actualmente es un artículo de puericultura imprescindible en la lista de compras para el bebé de muchos padres, pero realmente… ¿es necesario?

La única finalidad que plantea es la de consolar al bebé cuando llora pero el bebé no obtiene nada aparentemente, sólo ofrecerle un consuelo y producir una relajación que sólo es ofrecida cuando el bebé mama o succiona.

Existe mucha confusión por parte de los padres de si será bueno o malo introducirlo y mucha controversia por parte de los profesionales sanitarios de recomendarlo, por eso la Asociación Española de Pediatría hizo una revisión basada en la recopilación de estudios científicos sobre las ventajas e inconvenientes del chupete.

¿ CUANDO INTRODUCIRLO ?

Siempre es mejor esperar a que la lactancia materna esté bien instaurada y se realice sin ningún problema, ya que el agarre del chupete difiere mucho del agarre que el bebé debe hacer del pecho, por lo que si durante los primeros días tenemos dificultades con la lactancia no sería lo más indicado introducirlo, es lo que se conoce como “síndrome de confusión”.

También se ha evidenciado que el uso del chupete puede interferir con la duración de la lactancia acortando el período de duración de ésta, ya que el chupete provoca un estímulo que disminuye la respuesta de succión al pecho.

Entre las ventajas más importantes destaca la asociación del chupete con la reducción del SMSL (Síndrome de muerte Súbita del lactante), por eso se aconseja introducir el chupete en los descansos que el bebé realice.

¿ CUANDO RETIRARLO?

Se aconseja según las últimas recomendaciones de la AAP (Academia Americana de Pediatría) retirarlo antes del primer año de vida para evitar efectos y alteraciones osteomusculares  provocados por el chupete.

El contacto piel con piel con la madre, la lactancia materna, el sostenerlo en brazos, son también remedios infalibles que calman al bebé, aun así el chupete representa una ayuda de vez en cuando para tranquilizar al bebé en los períodos de sueño, pero usarlo más o menos dependerá del estilo de crianza que los padres elijan.

Escrito por Margarita de Toro (Matrona) para EntreChiquitines.com

Si te ha gustado, ¡compártelo! Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Email this to someone

CATEGORIAS