Estoy Embarazada, ¿Cómo debo cuidarme?


Ahora que estás embarazada tendrás que poner una especial atención a tu salud, por tu bien y el de tu bebé. Durante el embarazo hay que prestar más atención a algunos hábitos como la dieta y el ejercicio, ya que son importantes durante esta etapa y le brindarán a tu bebé el mejor comienzo en su vida.

A continuación te damos 10 consejos de lo que deberías hacer y lo no deberías hacer durante tu embarazo, para cuidar tu salud, tener un bebé sano y reducir el riesgo de problemas durante el embarazo y el parto:

Acude a todas las citas médicas

Desde que te enteras que vas a tener un bebé y hasta el final del embarazo, es muy importante acudir a todas las citas prenatales. Al principio probablemente solo necesites acudir una vez al mes, pero más adelante en tu embarazo tendrá que ser más seguido. Durante las visitas al médico te pesarán, te tomarán la presión sanguínea y una muestra de orina. También examinarán el crecimiento y desarrollo del bebé, los latidos de su corazón y cómo está colocado en tu útero. Acudir a las consultas prenatales te harán sentir más tranquila y relajada de saber que todo está bien. Si existe alguna complicación durante tu embarazo, las visitas regulares a la clínica permitirán que tu médico pueda controlarlas desde el comienzo, lo cual es muy importante para prevenir futuros problemas.

No fumes, no bebas alcohol ni consumas drogas

Tu bebé se merece  comenzar la vida con buena salud. Aunque hayas oído de alguien que fumó o bebió durante el embarazo y a pesar de ello tuvo un bebé sano, está demostrado que fumar y beber alcohol durante el embarazo es malo para los bebés. Las mujeres que fuman durante su embarazo son más propensas a tener bebés prematuros, pequeños, que nacen muertos o que mueren cuando son pequeños. No arriesgues la salud de tu bebé. Si no sabes cómo conseguir dejar de fumar, busca ayuda profesional o pregunta a tu médico. Las mujeres que beben durante el embarazo pueden tener hijos con síndrome del alcohol fetal, una combinación de defectos de nacimiento que incluye retraso mental. Nadie sabe con exactitud cuanto alcohol es demasiado para una mujer embarazada. Algunos estudios demuestran que incluso una pequeña cantidad puede afectar el crecimiento de tu bebé, por lo que es mejor no arriesgarse y no tomar nada de alcohol durante el embarazo.

Come bien

Durante el embarazo habrá momentos en los que querrás comer todo lo que ves, pero otras veces solo con pensar en comida te darán ganas de vomitar. Ya sea que comes poco o mucho, los alimentos que ingieras deberás de ser apropiados para seguir una dieta saludable. Las mujeres embarazadas necesitan tomar mucho calcio (leche, yogur y queso), ácido fólico (se encuentra en verduras, frutas, hígado, cereales, pan y cacahuetes), proteínas (carnes, pescado, huevos, frutos secos, soja), cítricos (naranjas y limones), verduras de hoja verde (brécol, espinacas y lechuga), otras verduras, fruta y mucha agua. Seguramente sientas ganas de comer galletas, pasteles, patatas fritas, helado y otros alimentos no muy saludables, pero deberás de saber elegir bien y picar entre horas solamente cosas sanas, como una naranja, zanahorias, zumos naturales, etc.

Cuidado con los riesgos ambientales

Existen algunos químicos ambientales (en casa o en el trabajo) que pueden ocasionar riesgos en tu embarazo. También el mercurio en algunos pescados es peligroso para tu bebé. Tu médico te informará de que puede ser un riesgo para tu bebé. Si tienes un gato tendrás que pedirle a alguien que se encargue de cambiar y limpiar la caja con los desechos, ya que los excrementos de los gatos pueden estar infectados con un parásito llamado toxoplasmosis, el cual es muy peligroso para tu bebé.

Aumenta de peso

Es inevitable y necesario subir de peso durante tu embarazo para que tu bebé se desarrolle y crezca de forma sana. Tu médico llevará un control de lo que engordas cada mes. Si antes de quedarte embarazada estabas baja de peso, necesitarás aumentar entre 13 y 18 kilos en todo el embarazo. Las mujeres que tenían un peso medio antes de estar embarazadas, necesitarán aumentar de 11 a 16 kilos. Durante los 3 primeros meses solamente aumentarás unos 2 kilos. Durante el resto del embarazo se suele aumentar medio kilo a la semana según el bebé crece. Al final del embarazo se engorda más porque el bebé ya es más grande.

Haz ejercicio

Realizar ejercicios suaves con regularidad durante el embarazo es bueno para tu bebé y también para ti, ya que te hará sentirte mejor, te dará más energía y reducirá el estrés. También si haces ejercicio durante el embarazo podrás volver a estar en forma más rápido después del parto. Si ya hacías ejercicio antes de estar embarazada, puedes continuar pero con un ritmo más lento y siempre y cuando no sean ejercicios con riesgo o peligro para el bebé. Si no hacías ejercicio antes de quedarte embarazada, deberás de comenzar poco a poco y evitar los movimientos bruscos. El mejor ejercicio para una mujer embarazada es caminar, nadar o yoga para embarazadas. Recuerda tomar siempre mucha agua y parar si sientes algún dolor. Es importante consultar con tu médico antes de empezar a realizar cualquier programa de ejercicios.

Realiza ejercicios de Kegel

Los ejercicios de Kegel se realizan para fortalecer los músculos pélvicos y así evitar el riesgo de perder orina y también facilitar el parto. Este tipo de ejercicio es muy importante para la mujer embarazada y deberá de realizarse todos los días unas 100 veces. La manera de realizarlo es apretando los músculos que se usan cuando se detiene el flujo de orina. Aprieta estos músculos y aguanta unos segundos, después relájate. Estos ejercicios son muy fáciles de hacer y puede realizarlos en cualquier sitio.

Evita el estrés

Algunas maneras de poder evitar el estrés son: llevar una dieta sana, dormir lo suficiente, hacer ejercicio con regularidad, tomarse las cosas con calma, pedir ayuda si no puedes hacerlo todo tu sola.

Estar atenta a los cambios en tu cuerpo

Cuando se está embarazada hay algunos cambios en el cuerpo de la mujer que pueden hacerla sentir rara. La mayoría de estos cambios son normales, pero existen algunos que a veces pueden ser una señal de problemas. Deberás de hablar con tu médico si durante el embarazo experimentas algunos de estos cambios: cambio en el flujo vaginal (si es con sangre o muy abundante), si sientes que el bebé ya no se mueve, dolor abdominal muy fuerte, dolores fuertes de cabeza, hinchazón en las manos, la cara o mayor hinchazón de lo normal en los pies y tobillos, visión borrosa, dolor al orinar, fiebre, disminución en la cantidad de orina, o simplemente si siente que algo no está bien.

Evita la cafeína

Existe mayor riesgo de aborto en las mujeres embarazadas que toman mucho café o cualquier otro tipo de bebidas con cafeína a diario (té, chocolate o refrescos).

Related Posts
2008-2014© Copyright - EntreChiquitines.com