Etapas de la lactancia materna

Agosto 1, 2016 , In: Lactancia
1

Durante los meses que le des el pecho a tu bebé notarás que hay diferentes etapas de la lactancia materna. Durante los primeros días es cuando se le proporciona el calostro a través de la lactancia. El primer mes es un tiempo de adaptación y aprendizaje para la mamá y el bebé. A los 3 meses se produce una crisis o brote de crecimiento y el bebé querrá amamantar más seguido. Las crisis de crecimiento duran unos 3 o 4 días y ayudan a aumentar la producción de leche. También ocurren hacia los 15 días de haber nacido y hacia el mes y medio.

La lactancia materna durante las semanas 13 – 30

Pasados ya los 3 primeros meses del bebé, la lactancia materna está bien establecida y tanto la madre como el bebé disfrutan cómodamente de este tiempo tan especial juntos. Lo ideal es prolongar la lactancia materna el máximo tiempo posible y que sea exclusiva al menos hasta los 6 meses.

El pecho de la madre está menos duro después de 3-4 meses y produce la leche necesaria para su bebé. El estómago del bebé es ahora más grande y las tomas serán menos seguidas. Durante el día dormirá más horas seguidas y puede que incluso duerma toda la noche. Ahora el bebé también se distrae más mientras le alimentas debido a que su visión y sentido del oído han mejorado, por lo que tendrás que intentar darle el pecho en una habitación tranquila y sin distracciones.

Lactancia materna y dentición

Algunos bebés comienzan el proceso de dentición tan pronto como a los 3 meses. Lo notarás porque estará más irritado, tendrá exceso de saliva y en algunos casos, unas décimas de fiebre. Para ayudarle a aliviar el dolor puedes darle un mordedor (si lo metes unos minutos en la nevera o el congelador para que se enfríe le ayudará aún más). Los bebés no suelen morder el pecho durante la lactancia aunque les hayan salido los dientes, ya que tendrían que parar de succionar para hacerlo.

Lactancia y vuelta al trabajo

Cuando se acaban las 16 semanas de baja por maternidad hay que reincorporarse al trabajo (si no coges una excedencia). En vez de abandonar la lactancia puedes comenzar a extraerte la leche y almacenarla para que tu pareja o la persona a cargo del bebé lo pueda alimentar con tu leche. Incluso si no puedes extraerte leche puedes optar por otra opción: la lactancia mixta, que consiste en darle el pecho a primera hora antes de irte a trabajar, por la noche y los fines de semana. La introducción del biberón puede ser un proceso complicado tanto para la madre como para el bebé, por lo que se recomienda iniciarlo unos 15 días antes de la vuelta al trabajo.

Alimentación complementaria

A partir del sexto mes ya se puede introducir la alimentación complementaria en bebés alimentados con leche materna, aunque tendrás que consultarlo antes con tu pediatra. La alimentación complementaria  debe introducirse de forma gradual y la leche maternal o de fórmula seguirá siendo el alimento básico de tu bebé hasta que cumpla 1 año. Para comenzar la alimentación complementaria puedes ofrecerle al bebé cereales sin gluten (arroz y maíz), purés de frutas como manzana, plátano y pera, y purés de verduras y hortalizas: zanahorias, patata o calabaza cocida.

Guardar

Si te ha gustado, ¡compártelo! Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Email this to someone

CATEGORIAS