Fiebre y temperatura del bebé


Fiebre y temperatura del bebé

Los padres pueden asustarse mucho cuando su hijo tiene fiebre, sobre todo si es un recién nacido. Hay que recordar que la fiebre no es una enfermedad, sino un síntoma, y a veces puede no ser nada grave. En el caso de los bebés muy pequeños (entre 0 y 3 meses), la fiebre es más grave y se debe acudir al médico inmediatamente cuando supera los 38°C (100.5°F).

La fiebre se produce cuando la temperatura corporal del bebé aumenta por encima de lo normal, debido a una infección, por estar demasiado abrigado, o como una reacción a las vacunas. La dentición puede provocar un poco de fiebre, pero es muy leve y no debería de superar los 37.8°C (100°F), por lo que si el bebé tiene una temperatura más alta, se deberá a otra causa.

La fiebre puede ser a veces buena, ya que es la manera en que el cuerpo combate una infección. No todos los tipos de fiebre son necesarios tratarlos, aunque cuando la fiebre es muy alta puede ser muy molesto para el bebé.

Temperatura normal del bebé y cuándo se considera fiebre

  • En los recién nacidos (de 0 a 3 meses), la temperatura rectal de 38°C (100.5°F) o más alta, se considera fiebre. Siempre toma la temperatura 2 veces para asegurarte de que es la correcta. Si el recién nacido tiene 38°C o más de temperatura, deberás de consultar con el pediatra inmediatamente, ya que podría tener una infección.
  • La temperatura oral (en la boca) normal en niños y adultos es de 37°C (98.6°F). Una temperatura oral de 37.5°C (99.5°F) es considerada por encima de lo normal.
  • La temperatura que se toma debajo de la axila es fiebre cuando supera los 37.2°C (99°F).
  • Tomada de forma rectal, el límite considerado normal es de 38°C (100.4°F).

Maneras de tomar la temperatura según la edad del bebé

Tomar la temperatura de nuestro hijo puede ser muy complicado si el niño no se deja. Hay que hacer lo posible por conseguirlo, ya que es la única manera de poder comprobar si tiene fiebre de forma fiable. Para tomar la temperatura del bebé o niño tenemos que decidir qué tipo de termómetro usar y dónde usarlo.

Existen varios tipos de termómetros: digitales, de oído, tira de plástico, chupete y de mercurio. Dependiendo de la edad de nuestro hijo, decidiremos qué tipo de termómetro usar y dónde tomar la temperatura:

  • La forma más fiable de tomar la temperatura del recién nacido es de manera rectal y con un termómetro digital. No se recomiendan los de oído.
  • De 3 meses a 4 años puede tomarse la temperatura de forma rectal o debajo de la axila con un termómetro digital, o en el conducto auditivo con un termómetro electrónico de oído. 
  • A partir de los 4 años se puede tomar la temperatura del niño de forma oral con un termómetro digital. Si el niño no se deja o le resulta molesto porque tiene la nariz taponada o tose, entonces se recomienda usar el termómetro digital debajo de la axila o el termómetro timpánico en el oído.

Cuándo tratar la fiebre

La fiebre del niño deberá de tratarse según la temperatura y el estado general del bebé. Normalmente si el bebé es mayor de 3 meses y tiene menos de 38°C (102°F), no necesita tomar medicamentos, a no ser que lo necesite para sentirse menos molesto. 

Cuando un bebé o un niño tiene fiebre, es importante observar su comportamiento. Si el niño o bebé sigue comiendo, bebiendo, jugando, sonriendo, su piel está de color normal y cuando le baja la fiebre tiene un buen aspecto, entonces seguramente no se trate de nada grave. 

Los niños de 1 año o más pueden tener fiebres muy altas, de 40°C (104°F), debido a una infección de oídos.

Si tu hijo tiene fiebre y parece muy enfermo, no quiere comer ni beber, tiene vómitos o diarrea, convulsiones, llanto continuo, dificultad para respirar, dolores fuertes, o tiene fiebre durante más de 24 horas, deberás de acudir al médico rápidamente.

Lo mejor es que siempre consultes con el pediatra cuando tu bebé tiene fiebre o está enfermo.

 

Related Posts
2008-2013© Copyright - EntreChiquitines.com