La hora del baño, un momento para disfrutar con tu bebé

Febrero 14, 2017 , In: Bebés: Crecimiento y Salud
1

El momento del baño es sin duda para muchos bebés una forma de disfrutar con sus padres y el momento de intimidad y dedicación que ofrecemos a nuestros pequeños. Es necesario, aunque no se realice el baño, dedicar estos minutos para ofrecerle mimos, abrazos, masajes y caricias, todo lo que el necesite y lo asociará de manera inmediata con la hora del baño.

Es fundamental asociarlo con la noche, especialmente cuando van teniendo de 3-4 meses, ya que necesitan ir relacionando el momento del baño con la relajación que les produce y el descanso, pero tranquilos si no lo podéis hacer por la noche ya que muchos bebés no necesariamente encontrarán su momento por la noche y es más importante realizarlo cuando el bebé esté receptivo a éste, ya que si está enfadado o a nuestro bebé a lo mejor le gusta más por las mañanas pues no pasa nada… ¡ellos deciden, no nosotros!

La hora del baño, un momento para disfrutar con tu bebé

Al principio a muchos bebés les resulta incómodo el momento de quitarles la ropa, por lo que es importante tener la habitación donde vayamos a realizarlo calentita (en torno a los 26ºC), y mientras llenamos la bañera podremos disfrutar de muchos arrumacos y juegos con nuestro pequeño.

¿ CÓMO REALIZAR EL BAÑO? 

  • La  temperatura del agua debe estar en torno a los 37ºC, temperatura que podremos comprobar con un termómetro de agua que venden para bebés o simplemente metiendo el codo y comprobando que no queme ni esté fría.
  • Tener todo preparado y a mano antes de meterle en la bañera:
    • Pañales
    • Cremas hidratante o aceite natural
    • Muda limpia
    • Gel
    • Esponja suave
    • Termómetro para el agua
    • Cepillo suave
    • Juguetes para el baño
  • Es importante que los primeros días el baño no supere los 5 minutos de duración ya que pierden mucha temperatura y bastará con introducirles un poquito, enjabornarlos rápido y listo, poco a poco iremos disfrutando más del baño.
  • Empezaremos introduciéndolo en el agua poco a poco, e iremos enjabonando las piernecitas, tronco, brazos y por último la cabeza. La cabeza primero se la mojaremos un poquito y luego le aplicaremos el champú (con muy poca cantidad es suficiente), y enjuagar sin que le caiga mucho por la cara, ya que no les suele gustar.
  • Cuando lo saquemos del agua lo envolveremos con una toalla y podemos dedicarnos a hacerle masajes y todo tipo de arrumacos ¡siempre que esté receptivo a recibirlos! Cuanto más tiempo les tengamos sin pañal mucho mejor, ya que a ellos les encanta, y especialmente si notáis que lo tienen un poco irritado les vendrá bien estar sin pañal para que no se le irrite más. Lo que podéis hacer es colocar una toalla y comenzar el masaje, ellos disfrutarán más, y vosotros… ¡estaros preparados para un buen pis!

Podremos poner nuestra música favorita y disfrutar con nuestro pequeño de su sesión particular de masaje infantil aplicando aceite por todo el cuerpo, y recordad que es un buen momento para que disfrutéis todos.

La hora del baño, del babé

Cuando el bebé es recién nacido no hace falta bañarlo todos los días, ya que la piel se puede secar más. Cada 2 días es suficiente, pero eso sí nuestra sesión de masajitos se la haremos igual.

En cuanto al cordón umbilical, tardará en caerse entre 3-10 días, y lo único que deberemos realizar es un lavado con agua y jabón, eso sí, secando bastante bien la zona por todos los lados del cordón para que la zona no quede húmeda, con esto será suficiente, hasta que se caiga, que no os de miedo tocarlo, no pasa nada.

En todos los casos se debe vigilar al bebé y a los niños cuando se estén bañando, ya que un descuido por muy pequeño que sea se puede convertir en un accidente.

Por lo demás… ¿A que esperáis? ¡A disfrutar!

Escrito por Margarita de Toro (Matrona) para EntreChiquitines.com

Guardar

Guardar

Guardar

Si te ha gustado, ¡compártelo! Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Email this to someone

CATEGORIAS