Fresas con nata en forma de ramo de rosas


Ahora que se acerca la primavera que os parece si le preparamos a nuestros peques un bouquet de fresas con nata? seguro que les encanta! aunque parezca difícil cortar así las fresas, la verdad es que es sencillo y en el blog salseandoenlacocina.com nos lo explican muy bien. Cuando conozcáis la técnica para convertir las fresas en rosas, podréis decorar cualquier postre con ellas a vuestros hijos (helados, yogures, cupcakes…).

INGREDIENTES

  • 500 gr. de fresas bien frescas, sin golpes ni manchas
  • 25-30 gr .de azúcar
  • 1 limón
  • 200 ml. de nata para montar (35% MG)

PREPARACIÓN

  1. Lavar bien las fresas. Elegir para el ramo de rosas aquellas que mejor se vean y que midan entre 4-5cm. de altura y tengan un tamaño regular. Al resto de las fresas quitarles la corola y cortar del tamaño que más os guste para dejar en maceración. Colocarlas en un bol, echar el azúcar y rociar con el zumo de un limón. Tapar con papel film y dejarlas a temperatura ambiente al menos un par de horas.
  2. Mientras tanto hacer el ramo de la siguiente manera: Coger una fresa e insertar por la base un palillo, sin que la atraviese. Con un cuchillo afilado y pequeñito, realizar 4 cortes consecutivos en la base de la fresa. Los cortes tienen que tener una ligerísima inclinación hacia el centro de la base de la fresa. Realizar un corte, más o menos, a la mitad de la altura total de la fresa. Girar la fresa, un cuarto de vuelta (90º), con la mano que sujetáis el palillo. Realizar un segundo corte en las mismas condiciones que el anterior, justo a continuación. Hacer un tercero y finalmente un cuarto.  Tendrán que quedar 4 pétalos, más o menos iguales.
  3. Poneros otra vez a mitad de camino entre el extremo superior de los primeros pétalos y la puntita de la fresa. Entre pétalo y pétalo realizar un corte similar a los anteriores. Deberían salir 4 a no ser que la fresa sea muy puntiaguda, entonces 3. Si la punta es pequeñita habrá que realizar un solo corte, justo en el centro, partíendola en dos. Si es lo suficientemente grande se podrá dividir en tres partes que serían los dos pétalos y el botoncito central. Cuando hayáis acabado de hacer los cortes, con la misma punta del cuchillo separar con mucha delicadeza los pétalos para abrirlos un poco. Terminar de hacer todas las fresas e ir colocándolas en un vaso adecuado.
  4. Reservarlas envueltas holgadamente con papel de aluminio, bien cerrado. Se pueden guardar en la nevera unas 2 ó 3 horas.
  5. Sacar de la nevera las fresas que teníamos en maceración y usar el jugo que soltaron.
  6. Montar la nata y llenar 3/4 partes de las copas con las fresas macerada. Llenar el resto con la nata montada. Colocar las fresas en forma de rosa encima y servir.

Vía: salseandoenlacocina.com

Related Posts
2008-2013© Copyright - EntreChiquitines.com