Beneficios e inconvenientes de incorporar una mascota a la familia

Casi todos los niños desean tener, en alguna etapa de sus vidas, una mascota.

Un animal en la familia es beneficioso para el niño, pero también hay que entender la responsabilidad que conlleva el tenerlo.

Por mucho que los hijos se involucren en el cuidado de la mascota, al final el trabajo de cuidarlo recaerá en los padres, por lo que es importante plantearselo muy bien antes de adquirir uno.

Beneficios de tener un animal en casa

Una mascota en casa hace que el niño sea mas responsable, mas amistoso y que tenga mas confianza.

PUBLICIDAD

Existen muchas opciones a la hora de elegir una mascota. Puede ser un momento muy especial y divertido para toda la familia el elegir un animal.

Está comprobado que los niños con mascotas en casa tienen una autoestima mas alta, están mas tranquilos y son mas optimistas.

En ocasiones, cuando el niño presenta algún tipo de problema como timidez, hiperactividad o poca actividad, es recomendable el adquirir una mascota, ya que son muchos los beneficios que el animal doméstico tendrá en el niño.

Inconvenientes de tener una mascota en casa

El principal inconveniente para la mayoría de las familias a la hora de tener una mascota, es el trabajo que esto conlleva. A la hora de elegir la mascota hay que tener en cuenta nuestro ritmo de vida y circunstancias, ya que hay mascotas que necesitan mucha mas atención que otras y puede ser que no tengamos el tiempo suficiente para cuidarlas.

Otro inconveniente son los gastos que genera un animal en casa. Hay que tener en cuenta que, dependiendo de la mascota, necesitará vacunas y otros cuidados que suponen un gasto extra para la familia.

Las alergias son otro gran problema a la hora de adquirir una mascota. Es importante asegurarse de que ningún miembro de la familia es alérgico a la mascota que se desea comprar o adoptar.

El niño puede sufrir mucho por la muerte de su mascota. Para la mayoría de los niños será su primera experiencia de una pérdida. Un niño que ha perdido una mascota necesita mucho cariño y consuelo. Los niños menores de 6 años no comprenderán realmente lo que supone la muerte.

PUBLICIDAD