Claves para educar a nuestros hijos

Ser padre/madre es maravilloso. La sensación de tener a nuestro bebé en brazos por primera vez, verle sonreir, ver cómo crece y aprende cosas nuevas… Son momentos inolvidables, pero cuando crecen también comienza un nuevo reto: su educación.

Educar a los hijos no es tarea fácil, pero es nuestra responsabilidad como padres hacerlo lo mejor posible para que el día de mañana sean personas felices y con buenos valores. Puede que no sepas cuál es la manera más eficaz de tratar con tu hijos, ya que cada padre/madre piensa diferente y vive situaciones distintas con sus hijos. Hoy queremos darte algunos consejos básicos para ayudarte en ese difícil proceso de educar a tu hijo.

Comenzar la disciplina a una edad temprana

Los niños pequeños (a partir de 1 año) pueden tener muchas rabietas porque todavía no saben controlar sus emociones. Lo más importante es mantener siempre la calma ante estas situaciones e intentar que el niño se tranquilice como sea. Algunos niños necesitan que los abracen y otros en cambio necesitan espacio para calmarse ellos solos. Una vez que se haya calmado es cuando debemos hablar con él/ella sobre lo ocurrido.

Desde que son pequeños debemos ponerles límites y dejarles claro cuáles son las reglas. Los niños no nacen sabiendo qué es lo correcto y cómo comportarse, por eso hay que enseñarles. Cuando son pequeñitos las normas estarán relacionadas con sus rutinas diarias: la comida, el sueño… También con el peligro, por eso deben tener limitaciones relacionadas con situaciones de riesgo, como por ejemplo no tocar los enchufes.

Educar con amor y firmeza

Hay que educarles con amor, pero también con firmeza para que los niños respeten las normas. El gran dilema de siempre es la conveniencia o no de castigarles cuando hacen algo que está mal. Algunos padres piensan que solamente castigándoles aprenderán que han hecho algo mal, mientras que otros padres están en contra del castigo y piensan que no es bueno porque genera rebeldía y empeora la situación.

PUBLICIDAD

Lo importante es que haya siempre un término medio, ya que no es bueno pasar por alto los malos comportamientos del niño, pero tampoco es bueno castigar continuamente por cualquier cosa. Para educar a nuestros hijos con amor tenemos que evitar controlarlos, al mismo tiempo que los guiamos a través de los límites y normas.

La clave está en saber diferenciar cuándo se trata de una mala conducta y cuándo estamos ante un comportamiento involuntario por parte del niño. Por ejemplo, hay niños que para dormir tienen problemas para conciliar el sueño y los padres tenemos que darnos cuenta de si es por capricho o porque realmente tiene un problema que le impide el descanso, como por ejemplo la incontinencia infantil, una situación que ellos no pueden controlar.

Si tu hijo se levanta mojado algunos días a causa de no poder controlar el pis mientras duerme no debes castigarle por ello, sino más bien tratar el tema con mucha naturalidad, ya que la enuresis nocturna es un problema totalmente involuntario y reñirle puede dañar su autoestima.

Desde DryNites® nos aconsejan tener mucha paciencia en los casos de enuresis nocturna, ya que se trata de un retraso en el proceso de maduración del niño y se solucionará con el paso del tiempo. Para que el niño no se moje por las noches existen productos especializados que facilitan la vida a los padres y los niños con este problema, como las braguitas y calzoncillos absorbentes DryNites®, que son muy cómodos y sentirán que llevan ropa interior corriente. Puedes pedir aquí una muestra gratis de DryNites® de la talla y el modelo que más se ajuste a las necesidades de tu pequeño.

Claves para educar a nuestros hijos

Guardar

PUBLICIDAD