Cómo hacer bordados mexicanos – Guía paso a paso

El bordado se conoce como una técnica de tejidos que consiste en la elaboración de piezas artesanales utilizando hilo, aguja y tela como superficie.  Su elaboración es completamente a mano y suele estar compuesto por colores bastante llamativos. 

En el caso de los bordados mexicanos, estos suelen representar temas mitológicos y tradicionalistas de las diversas comunidades indígenas en donde se elaboran. No obstante, en la actualidad también se aplican otros diseños más minimalistas que incluyen bordados de flores u otros temas asociados a la naturaleza.

Ahora bien, el origen de los bordados mexicanos tuvo su partida en el municipio de Tenango del Valle. Forma parte de las tradiciones enseñadas, heredadas y traspasadas de una familia a otra. En sus inicios eran los hombres quienes creaban el patrón mientras que las mujeres eran las encargadas de bordarlo. Actualmente cualquiera de los dos puede desempeñar ambas funciones. 

Cómo hacer bordados mexicanos - Guía paso a paso
Fuente imagen: Tenango

Pasos para elaborar bordados mexicanos

Materiales e implementos 

  • Tambor o bastidor: Este ocupa la función de tensar la tela sobre la que se hará el bordado para facilitar su elaboración. 
  • Hilo o lana de diversos colores: Para un mejor acabado se recomienda utilizar lana completamente pura aunque también puede usarse con una mezcla nailon. 
  • Tela: Preferiblemente de algodón.
  • Aguja con punta y un ojal lo suficientemente grande para enhebrar la lana a través de él. 
  • Un patrón para el bordado. 

Procedimiento

Paso 1

Primeramente se elabora un boceto en papel del diseño que será realizado en el bordado, esto incluye los colores y figuras, funcionará como una guía.  Lo siguiente es plasmar sobre la tela el patrón y diseño realizado con líneas suaves. Una vez hecho esto, se procede a ubicar la tela sobre el bastidor o tambor, debe quedar lo más tensa posible. 

PUBLICIDAD

 

Paso 2

Para iniciar con el paso 2 es necesario saber con qué tipo de puntada se trabajará cada sección del patrón. Por lo general para el interior y base de las figuras se emplea el punto de relleno. Mientras que para los bordes o líneas, el punto de yerba. En ocasiones y según el diseño elegido no se emplea la definición de bordes. 

Ahora bien, una vez identificadas las puntadas a utilizar, se enhebra la lana en la aguja y se escoge la figura a trabajar. De igual manera, debe escogerse la dirección que seguirá la lana, el cambio de esta suele generar movimiento en la imagen creada. 

Cómo hacer bordados mexicanos - Guía paso a paso

Paso 3

Al pasar la aguja por primera vez a través de la tela debe dejarse entre 2 y 3cm del extremo de la lana. Esto sin realizar un nudo ni nada parecido pues al ir pasando las puntadas en el soporte, este sobrante irá siendo envuelto por la lana. De esta manera, se va rellenado la figura haciendo puntadas en trazos paralelos, de un extremo a otro según indique el patrón marcado.

Cuando se haya finalizado el sector o zona del patrón o figura, se procede a ocultar el otro extremo de la lana por la parte trasera.  Para ello, se pasa la aguja por debajo de unas cinco líneas o puntadas y al ser apresado, se corta el excedente.  Es importante recordar que el bordado mexicano se trabaja en sombra, lo que significa que ambos lados de la tela exhibirán prolijamente el diseño. 

Paso 4 

Para finalizar el bordado mexicano y en caso de que el diseño lleve borde, se procede a realizarlo bajo puntadas de yerba. En caso de ser diestros, estas puntadas se trabajan de izquierda a derecha siguiendo la forma de la figura, de ser zurdos, sería al contrario. Se recomienda que en las áreas curvas se hagan puntadas pequeñas para conseguir un mejor acabado en la forma. 

Cómo hacer bordados mexicanos - Guía paso a paso
Fuente imagen:Todoprovincial.com

Recomendaciones para un mejor bordado mexicano 

  • Emplear una amplia variedad de colores pues esto caracteriza el bordado mexicano. 
  • Ajustar o apretar muy bien cada vez que se realice una puntada. 
  • Realizar cada trazo lo más parejo y paralelo posible. 
  • Cambiar de vez en cuando la dirección de los trazos o puntadas. 
PUBLICIDAD