¿Cómo puedo manejar los berrinches en público?

PUBLICIDAD

Vivimos en una sociedad que tiene una actitud exigente y crítica hacia los padres y los niños pequeños, cuando ocurre que un hijo portarse mal y no sabes cómo manejar los berrinches en público.

A menudo, en estas ocasiones, los padres deben tener el control del comportamiento del niño y que estos no hagan estos berrinches en público que tan molestos son.

La reacción de algunos padres es palabras duras, sanciones, avergonzar e incluso atacar físicamente al niño que se está «portando mal».

¿Cómo puedo manejar los berrinches en público?

La pregunta es: ¿Cómo manejar los berrinches en público?

PUBLICIDAD

Por qué hace berrinches en público 

Para saber cómo manejar los berrinches en público hay que determinar la razón del por qué lo hacen. Un berrinche es el equivalente emocional de una tormenta de verano: repentina y feroz, pero a menudo termina tan rápido como comienza.

Por ejemplo, en un minuto, puedes estar disfrutando con tu hijo una cena en un restaurante, y al instante está gimiendo, quejándose y luego gritando para irse a casa.

Afortunadamente, los berrinches pueden ser menos frecuentes durante los años preescolares que durante los terribles dos años. Los berrinches pueden continuar estallando en los años de la escuela primaria.

Aunque te preocupes y pienses que los berrinches sean un signo de una personalidad difícil, anímate: a esta edad, los berrinches son normales. Es poco probable que tu hijo esté haciendo un ataque para ser manipulador.

Lo más probable es que tenga un colapso en respuesta a la frustración por su situación actual o por algo más que la ha estado molestando quizás la fatiga, el miedo y el rechazo de sus compañeros desencadenan en berrinches.

Cómo puedo manejar los berrinches en público

Hay que reconocer que un berrinche no es una vista bonita. Además de patear, gritar o golpear el piso, el repertorio de su niño en edad preescolar puede incluir arrojar cosas, golpear e incluso contener la respiración hasta que se ponga azul.

  1. No pierdas la calma. Puede sentirse tentado a salir de la situación, pero eso puede hacer que su hijo se sienta abandonado. Ese momento es crítico ya que se siente muchas emociones aterradoras y necesita saber que estás allí cerca.

En lugar de dejar a su hijo haga el espectáculo golpeando en el piso, respire profundo y evite gritar e ir silenciosamente hacia él. Si no se agita demasiado, cárgalo y cálmalo es una manera de manejar ese berrinche en público.

¿Cómo puedo manejar los berrinches en público?

  1. Recuerda que eres el adulto. Sin importar el tiempo que dure tu hijo en este tipo de episodios, trata de ser firme y no bajes la postura de corrección. Hay veces que es tan irritante el berrinche que llega un punto de ceder en público, eso sería un grave error.

  1. Háblalo después. Después que termine su berrinche hay que buscar la manera de ajustarlo con amor hablar lo sucedido. Razone con el niño lo más sencillo posible, buscando que reconozca su frustración y ayúdelo a expresar sus sentimientos con palabras.

  1. Ofrecer opciones limitadas. Controle con qué frecuencia dice que no. Si descubre que lo está recitando de manera rutinaria, podría estar ejerciendo una presión innecesaria sobre ambos. Relájate y elige tus batallas. Después de todo, ¿realmente arruinaría su horario pasar cinco minutos adicionales en el patio de recreo?

  1. Esté atento a los signos de sobrecarga. Recuerda que los berrinches son parte de la etapa de la infancia, pero estar atento a la frecuencia y el tipo de conducta, ya que puede desarrollar problemas más grandes en desarrollo.

Esta es la mejor manera de saber controlar los berrinches de tus hijos.

PUBLICIDAD