Cómo y por qué se provoca un parto

Provocar o inducir un parto significa comenzar de manera artificial las contracciones mediante técnicas o medicamentos en el hospital.

Un parto se provoca cuando no comienzan las contracciones de manera natural, o cuado después de haber comenzado se paran y no hay un progreso.

Otras causas por las que se induce el parto son:

  • Se rompe la bolsa de agua pero no comienzan las contracciones.
  • En caso de que la madre sufra preeclampsia.
  • Si hay insuficiente líquido amniótico.
  • Cuando se presenta placenta envejecida.
  • En casos de que la madre sufra alguna enfermedad crónica como diabetes.
  • Si han pasado 1 ó 2 semanas desde que saliste de cuentas.
  • Cuando existe una infección en el útero de la madre.
  • Si hay meconio en el líquido amniótico.
  • El feto presenta problemas de crecimiento.
  • Antecedentes de un parto donde el bebé nació muerto.

Técnicas y maneras de provocar el parto:

  1. Rotura del saco amniótico si ya existe una dilatacción del cuello uterino.
  2. Administración de la hormona prostaglandina cuando el cérvix no está dilatado. Se administran por la vagina para estimular las contracciones.
  3. Administrar la hormona sintética ocitocina de manera intravenosa. Es posible regular la cantidad que se administra según avanza el parto.
  4. Separar la membrana de la pared del útero. Lo realiza el médico introduciendo un dedo en la vagina.
PUBLICIDAD