Consejos para disfrutar de la playa en familia

Por fin es agosto y podemos disfrutar de las vacaciones, el sol, el mar… ¡nos encanta el verano! Los peques se lo pasan en grande bañándose, haciendo castillos de arena y jugando todo el día en la playa, mientras que los padres podemos por fin relajarnos y disfrutar del tiempo libre con nuestros hijos. Suena perfecto, ¿verdad? Así deberían de ser las vacaciones perfectas, pero lo malo es que con niños pequeños las cosas no siempre salen como se planean, por eso hoy vamos a darte algunos consejos para conseguir que un día en la playa con vuestro peque sea una experiencia positiva y toda la familia pueda disfrutar sin contratiempos!

Los preparativos para ir a la playa con niños

Cuando no se tienen hijos ir a la playa es tan sencillo como coger una toalla, la crema solar y un libro o una revista para entretenerse mientras tomamos el sol. Con niños es otra historia y si vamos a la playa hace falta comenzar el día con los preparativos: coger toallas para todos, manguitos, cremas solares, cubos y palas, gorros para protegerse del sol, la sombrilla, una piscina hinchable pequeña para el bebé, el biberón con agua, el chupete, la comida… ¡la lista es interminable!

Para organizarnos bien y no olvidarnos nada es mejor dejar todo preparado la noche anterior. No te va a caber todo en una bolsa, por lo que vas a necesitar repartir todo lo que lleves en varias bolsas:

  • En una bolsa de playa grande meteremos las toallas y los artículos indispensables para el bebé y los niños (crema solar, gorrito, etc).
  • En otra bolsa grande podemos meter los manguitos, los cubos, las palas y otros utensilios para jugar en la arena y el agua. Para llevar estos artículos lo mejor es usar bolsas de malla que están disponibles en varios tamaños y en ellas puedes guardar los juguetes mojados o con arena. Y la de tamaño pequeño es perfecta para que los peques guarden los «tesoros» que van encontrando en la playa!bolsa con malla para playa
  • En una bolsa isotérmica o una nevera portátil podemos llevar la comida y las bebidas. Puedes dejarlo todo listo en la nevera la noche anterior y por la mañana antes de ir a la playa solo habrá que pasarlo a la bolsa térmica o la neverita portátil. Si el bebé aún se alimenta con la lactancia materna no es necesario llevarle otros líquidos a la playa. Algunos alimentos ideales para llevar a la playa con niños son sandía, mandarinas, ensaladas de pasta, bocadillos…).

Algo que tampoco puede faltar en tu bolsa de playa si tu peque no ha dejado aún el pañal, son los bañadores desechables para evitar pequeños incidentes durante el baño. Los bañadores desechables de la marca Huggies® Little Swimmers®  protegen igual que un pañal pero no se hinchan con el agua. A los peques les encantan porque tienen divertidos dibujos Disney© y parecen bañadores de verdad. Y gracias a su apertura lateral pueden abrirse y cerrarse tantas veces como quieras.

Si te haces fan en Facebook de Huggiesclub España podrás participar en su sorteo y llevarte a casa unos Huggies® Little Swimmers® y un Winnie the Pooh de peluche gigante! A tu peque le va a encantar, ¡aprovecha y participa!


Consejos para disfrutar de la playa en familia

PUBLICIDAD

Precauciones para ir la playa con bebés y niños

Una vez que ya tienes todo listo y bien organizado para ir a la playa con los peques, seguro que habrá merecido la pena el esfuerzo y pasaréis un día inolvidable en familia. Si es la primera vez que tu bebé va a la playa será una experiencia increíble tanto para él como para ti, pero también deberás tomar algunas precauciones.

  • Si el bebé tiene pocos meses de vida hay que mantenerlo siempre a la sombra y evitar ir a la playa durante las horas de sol (entre las 11:00 y las 17:00).
  • Aplícale un protector solar que sea especial para niños y vuelve a aplicarlo cada 2 horas o después de cada baño.
  • Si el bebé es menor de 6 meses no se le debe exponer a la luz directa del sol, ya que su piel es muy delicada.
  • Para evitar la deshidratación, es fundamental ofrecerles agua continuamente (si ya no le alimentas con leche materna).

Y después de seguir todos estos consejos ya solo queda disfrutar a tope de las vacaciones con los peques en la playa. ¡Feliz Verano!

PUBLICIDAD