Ejercicios para Reducir la Grasa de los Glúteos – Aprenda cómo Hacerlos

Tener una buena figura nos ayuda a mantener una buena autoestima. Realizar rutinas de ejercicios nos ayuda a lograrlo. También nos ayuda a mantener una mejor salud física y mental y por ende una mejor calidad de vida. Ahí radica la importancia de realizar ejercicios para quemar grasa.

Existe una infinidad de ejercicios que se pueden realizar sin necesidad de invertir grandes sumas de dinero en gimnasios o máquinas para ejercitarse. La mayoría se pueden hace en casa o al aire libre, y usando solo el peso del cuerpo. Así que la falta de dinero no es excusa para realizarlos.

A continuación te indicaremos algunos ejercicios sencillos que puedes realizar para reducir la grasa de los glúteos. Además, también te explicamos cómo debes hacerlos correctamente para evitar lesionarte y para lograr los objetivos deseados en el menor tiempo posible.

Ejercicios para Reducir la Grasa de los Glúteos - Aprenda cómo Hacerlos

Ejercicios para reducir la grasa de los glúteos

Tener un trasero bien formado, nos ayudará a tener mejor figura, y a que la ropa que usemos se nos vea mucho mejor. De hecho, si vamos a la playa no quisiéramos que vieran unos glúteos flácidos o llenos de grasa, sino moldeados, definidos y tonificados.

Esto puede lograrse de forma natural con una rutina de ejercicios que esté orientada directamente a reducir la grasa en esta zona específica del cuerpo. Recuerda que debes considerar tus propias capacidades, limitaciones, estatura y peso para realizar las repeticiones y sesiones.

PUBLICIDAD

Ejercicios de Cardio

Estos ejercicios son indispensables para quemar calorías y controlar el índice de grasa corporal. Por eso, se recomienda correr o trotar de media hora a una hora todos los días o al menos 4 días a la semana. Lo ideal es hacerlo en la mañana o por la tarde.

Sentadillas con peso corporal

Los ejercicios trabajados con el peso corporal desarrollan la resistencia, la fuerza y el crecimiento e los músculos mientras ayudan a reducir la grasa. Además, mejoran la flexibilidad del cuerpo y por ende te obliga a mejorar la postura corporal.

Existen algunas variantes, sin embargo, la forma más común de hacerlas consiste en pararte firme, con los pies separados al ancho de los hombros. Levanta los brazos apuntando al frente o abiertos hacia los lados. Mantén la cabeza y el torso erguidos.

En esta posición baja despacio hasta ponerte de cuclillas y luego sube despacio. Inhala y exhala en el proceso. Puedes repetir diez veces, descansar y hacer tres series más. Luego puedes ir aumentando la cantidad de repeticiones y series progresivamente.

Puente de glúteo

Con este ejercicio, además de reducir la grasa de los glúteos también se tonifica el abdomen las pantorrillas y los femorales. Para realizarlo puedes colocar una colchoneta en el piso y así tener mayor comodidad. 

Este es un ejercicio muy sencillo. Solo tienes que acostarte boca arriba y colocar las manos a los lados. Luego debes flexionar las rodillas y con los pies bien firmes sobre la colchoneta levantar la pelvis. 

Es importante que mantengas las caderas rectas y los glúteos apretados y perdures unos segundos en esta posición. Luego, baja nuevamente despacio y repite unas 15 veces realizando unas 3 series. 

Ejercicios para Reducir la Grasa de los Glúteos - Aprenda cómo Hacerlos

Subir y bajar escalones

Así, tan sencillo como se lee. Subir y bajar así sea un escalón ayuda a reducir la grasa en los glúteos y a tonificarlos. Por supuesto, debes procurar hacerlo con la espalda erguida. Al bajar las escaleras puede haber un fuerte impacto en las rodillas, que debes considerar siempre. Puedes comenzar con pocos escalones lentamente y luego ir aumentando de forma progresiva.

En principio puedes ir subiendo un escalón a la vez y luego de regreso, de forma continua durante 3 minutos. Luego puedes subir de dos en dos pero bajar de uno en uno y así ir aumentando la cantidad de escalones según alcancen tus piernas y te sientas cómoda.

Recuerda que para obtener mejores resultados, adicionalmente debes procurar llevar una dieta sana, disminuir las grasas y carbohidratos y aumentar la comida rica en fibra, la proteína y los vegetales y frutas o pescado. Además, evitar ingerir bebidas alcohólicas en exceso o fumar. 

PUBLICIDAD