El chupete, ¿sí o no?

Los padres suelen ofrecer el chupete a sus hijos desde que nacen para tranquilizarlos y que se sientan reconfortados. Su uso es una costumbre que ha existido por mucho tiempo y se ha convertido en algo normal en nuestra sociedad, hasta el punto de que lo encontramos en canastillas para recién nacidos, como si su uso fuera hoy en día algo imprescindible para los bebés.

Pero lo cierto es que el chupete no es realmente necesario y tiene más desventajas que ventajas. Entre las ventajas de usar chupete encontramos que los bebés que lo usan tienen menor riesgo de muerte súbita. Su uso les calma, ya que les satisface su reflejo de succión.

Las desventajas de usar chupete son: puede interferir con la lactancia materna, alteraciones dentarias y deformidades de la boca, riesgo de sufrir accidentes porque se rompa y se desprendan piezas o por estrangulamiento si se lleva colgado, y un mayor riesgo de otitis.

Usar o no el chupete es una decisión que deberán de tomar los padres según su propio criterio. Si decides que tu peque lo use, sigue estas recomendaciones:

  • Asegúrate de que el niño deja el chupete antes de cumplir los 24 meses.
  • Los padres y cuidadores del niño deberán de mantenerlo siempre limpio para evitar infecciones.
  • También será necesario cambiarlo por otro chupete nuevo cada 3 semanas.
PUBLICIDAD