El embarazo de gemelos o embarazo múltiple

En los últimos años el número de casos de embarazo múltiple es más elevado, ya que son muchas las mujeres a las que se les practican tratamientos de fertilidad. Sin embargo, también existen otros factores que aumentan las posibilidades de tener un embarazo con dos o más bebés, como herencia, quedar embarazada inmediatamente después de haber dejado de tomar la píldora anticonceptiva, ser de raza negra, quedar embarazada con el primer hijo a una edad tardía, y quedar embarazada tras haber tomado fármacos inductores de la ovulación.

Si estás embarazada de gemelos puedes tener un riesgo más alto de sufrir complicaciones en tu embarazo, como el parto prematuro, por lo que es muy importante cuidarse mucho y seguir todas las recomendaciones de tu médico.

Posibles complicaciones durante un embarazo múltiple

 

  • Parto prematuro. La mayoría de los embarazos múltiples acaban en parto prematuro. En embarazos de gemelos o mellizos, los bebés suelen nacer entre la semana 35 y 37. Si el embarazo es de trillizos o más bebés, se corre el riesgo de que nazcan aún antes.
  • Un mayor riesgo de que la madre tenga preeclampsia (presión arterial alta) durante el embarazo múltiple.
  • Bebés con problemas de salud si nacen prematuros, como anemia, apnea, infecciones, ictericia, y problemas digestivos, neurológicos o en la visión.
  • Diabetes gestacional en la madre.
  • Problemas y complicaciones de la placenta.
  • Bebé con poco peso al nacer. (Aunque aumentan de peso rápidamente después de haber nacido).
  • Problemas de crecimiento en el feto.
Para evitar complicaciones lo mejor es el diagnóstico temprano del embarazo múltiple. El médico será el que se encargue de comprobar que todo está bien durante el embarazo, pero también es importante que tu acudas a todas las citas programadas y sigas todas las recomendaciones. Intenta llevar una dieta sana, no realices actividades físicas fuertes, evita el estrés e intenta estar tranquila, sin preocuparte demasiado.
PUBLICIDAD