El hombre sapo, muñecos divertidos y suaves que ayudan a crecer

Con materiales suavecitos, de toalla y algodón, colores alegres, manufactura 100% nacional y diseños originales (made in sapo), el hombre sapo quiere mostrar hoy al mundo su doble colección de muñecos especiales para el crecimiento de los niños: muñecos de apego en forma de monstruitos y muñecos compañeros en forma de pijama.

muneco_apego_el_hombre_sapo2

Los muñecos de el hombre sapo no solo ayudarán al niño a crecer, también ayudarán a los padres a entender y comunicarse mejor con sus hijos. Cada muñeco de el hombre sapo plantea una misión y unas instrucciones que deben desarrollarse en común, generando complicidad y juego entre padres e hijos, y gracias al muñeco, el adulto también podrá saber lo que siente o piensa el niño, porque para ellos es más fácil desahogarse y verse reflejado en un ser cercano amigable e inanimado, creando empatía y facilitando su comunicación con el mundo.

muneco_apego_el_hombre_sapo3

Los psicólogos y terapeutas infantiles afirman que los muñecos de apego estimulan la conciencia del niño en su autorreconocimiento como un ser  independiente cuando comienzan a separarse de la madre, proporcionando protección y seguridad en los momentos de mayor estrés. Y como cada niño es diferente, también lo es el momento en que necesita mayor apoyo, por eso el hombre sapo ha creado «La Pandilla peque», muñequitos de apego tematizados, que apoyan y acompañarán a los más peques en el momento que más le cuesta a cada uno en su aventura de crecer, como dormir, comer, llorar, soledad y enfermedad.

PUBLICIDAD

Más información en el hombre sapo

PUBLICIDAD