El parto como tu quieres (2ª parte)

Sabemos que el parto dura entre 38 y 42 semanas aproximadamente, tiempo en el cuál el bebé se va formando y va desarrollándose poco a poco. Este también es un tiempo precioso para la futura madre ya que le permite ir procesando el hecho de que dentro de muy  poco tendrá en sus brazos a su bebé y ello requiere de muchos preparativos: desde preparar la habitación y el ajuar necesario hasta la preparación física, mental y emocional de los padres. En el artículo anterior hablaba acerca de la importancia de la preparación emocional para el momento del parto de tal forma que el alumbramiento se convierta en una oportunidad de un mayor autoconocimiento y en una experiencia de la que se  puede aprender mucho. Por otro lado, también mencioné el derecho que tenemos a tener un parto de calidad y un parto basado en el respeto.

En este artículo expondré algunos puntos a tomar en cuenta para prepararse para vivir este bello momento:

  • Infórmate acerca de los tipos de parto que existen hoy en día, donde se llevan a cabo y los pros y los contras de cada uno de ellos, de tal manera que puedas elegir el que mejor se adapte a vuestra necesidad y vuestra forma de pensar.
  • Infórmate acerca de los métodos empleados para aliviar el dolor y de inducción al parto dentro de el sitio donde elijáis dar a luz. Trata de obtener información no sólo del propio centro sino a través del testimonio de otras mujeres que dieron a luz e intenta averiguar si en general sintieron que fueron tratadas con respeto.
  • A ser posible, intenta que el embarazo te lo lleven en un mismo sitio para que tengas un único expediente y dentro de la misma clínica ú hospital se lleven a cabo: las revisiones ginecológicas, las ecografías, las pruebas ó las citas con al matrona. En caso de no ser posible, cerciórate que en cada consulta el profesional que te atienda lea tu expediente y que a su vez te haga un informe que puedas guardar en tu propia carpeta.
  • No te quedes con dudas en las citas con los diferentes profesionales, ellos están para apoyarte y guiarte dentro de este proceso que para ti es único de tal forma que es tu derecho salir de consulta con las ideas claras. Puede resultarte útil llevar por escrito las dudas que tengas desde casa.
  • En las clases de preparación al parto normalmente enseñan técnicas de respiración y posturas que alivian el dolor, practícalas en casa para que llegado el momento ya estés familiarizada con ellas.
  • No le tengas miedo al dolor ni a manifestarlo de la forma que lo necesites en ese momento: llorando, gritando, rezando, respirando, moviéndote.
  • Durante el parto, tienes derecho a estar acompañada por tu pareja y de pedirlo en caso de no ser así.
  • Tienes derecho a que te informen y a decidir si quieres utilizar métodos de inducción al parto como el goteo ó la cesárea. Recuerda que cada bebé nace de acuerdo al tiempo que necesite, si no es tu deseo utilizar estos métodos, puedes preguntar si realmente es imprescindible por motivos de riesgo tanto de la madre como del bebé.
  • Puedes decidir si quieres que te pongan la epidural para aliviar el dolor. Ello implica que los dolores desaparezcan, aunque la desventaja es que en el proceso de parto no puedes ayudar a pujar ya que tienes “insensibilizada” esa zona.
  • Tienes derecho a decidir si quieres que tus familiares te acompañen o no durante el proceso de dilatación que puede durar muchas horas. No es momento de “quedar bien” es vuestro momento y quizás prefieres atravesarlo sólo con tu pareja.
  • Ya con tu hijo en brazos decide si quieres que vallan  a visitarte. Quizás te agrade la idea ó quizás estás con dolores, cansada y únicamente quieres estar en tu entorno más intimo.

 

Escrito por: Katy Gutiérrez Herrera

www.tiempocontubebe.com

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD