Hipo en bebés

El hipo es una característica general en todo bebé que se precie. Prácticamente, podemos decir que casi todos los niños menores de 6 meses han pasado por algún episodio de hipo. Es totalmente inofensivo y pasajero.

¿Qué es el hipo?

El hipo es un movimiento en forma de espasmo, es decir, un músculo que se mueve de forma involuntaria, siendo en este caso ese músculo el diafragma. Justo después de ese espasmo, las cuerdas vocales se cierran rápidamente, provocando un sonido característico que es lo que conocemos como hipo.

¿Qué es el diafragma?

– El diafragma es un músculo que tenemos justo debajo de los pulmones.

– Tiene forma como de paracaídas abierto.

– Cuando cogemos aire, baja hacia abajo aumentando el espacio de la cavidad torácica permitiendo que los pulmones se ensanchen y puedan tomarlo con facilidad.

PUBLICIDAD

– En el siguiente movimiento de la respiración, cuando soltamos el aire, el diafragma vuelve a subir empujando los pulmones, ayudando de esta forma a expulsarlo.

¿El hipo en los bebés?

– La causa más común de que los bebés tengan repetidas veces hipo es su inmadurez en el sistema nervioso, haciendo que el diafragma se contraiga o desordene su movimiento con más facilidad.

– En los adultos se produce más por irritación del diafragma, bien por nerviosismo, o comiendo muy rápidamente algo, o alimentos picantes, bebidas con gas, etc.

– Es un efecto totalmente inofensivo y pasajero. Al igual que en los adultos, les dura unos minutos y luego se marcha espontáneamente.

– Sólo habría que realizar una consulta al pediatra en caso de que lo tenga de una forma realmente exagerada durante días.

– En adultos hay trucos populares para quitarlo (sustos, beber agua fría, respirar con una bolsa de papel, etc.) pero tengo que decirte que a veces funcionan, y a veces no. No hay nada fijo para quitar el hipo, aunque en algunas ocasiones, alguno de esos métodos puede funcionar.

– El problema es que al bebé no le podemos dar un susto, ni agua fría, y ni mucho menos, ponerle una bolsa para respirar, así que lo que hay que hacer cuando llega el hipo es: NADA.

– Únicamente en caso de que le dé cuando está mamando, o si ves que le suele dar cuando se toma el biberón, puedes intentar dejar de darle un rato de mamar hasta que se le pase, o el siguiente biberón que se lo tome más despacio, pero tampoco te aseguro una efectividad del 100%.

– Algunas veces puede dar hipo un cambio brusco de temperatura. Simplemente puedes prevenirlo, si hace frío, abrigándolo bien, pero yo ni pensaría en eso, a no ser que le pase siempre que sales a la calle con él en invierno.

– Una cosa muy importante que has de tener en cuenta a la hora de no hacer nada cuando el niño tiene hipo es que sepas que ni le duele, ni le molesta. Puedes estar totalmente tranquila, ya que como te he comentado antes, es totalmente inofensivo.

– Como he comentado al principio, la frecuencia de los episodios de hipo disminuye a los seis meses de edad, pasando poco a poco a manifestarse de una forma ocasional, como en los adultos, cuando se les irrite el diafragma.

 

Escrito por Beatriu Dàvila para EntreChiquitines.com

PUBLICIDAD