Incompatibilidad de factor Rh (factor Rhesus) en el embarazo

El factor Rh es una proteína que se encuentra en los glóbulos rojos. Dependiendo de que una persona sea o no portadora de esta proteína, nuestro factor de sangre será positivo o negativo. Además, existen 4 grupos sanguíneos: AB, A, B y 0. Por lo cual, todas las personas tenemos un grupo sanguíneo determinado y un factor Rh positivo o negativo.

La mayoría de las personas tiene un factor Rh positivo. Tener factor Rh negativo no es ningún problema, excepto en el embarazo, ya que se puede tener un bebé con incompatibilidad de Rh.

Si la pareja de la mujer embarazada con Rh negativo es también Rh negativo, no habrá ningún problema, ya que el bebé heredará el factor Rh negativo del padre y la madre. El problema surge cuando la mujer es negativo y el hombre positivo, ya que existe la posibilidad de que el bebé herede el factor positivo del padre.

Durante el embarazo y, sobre todo, durante el parto, existe la posibilidad de que los glóbulos rojos del bebé y los de la madre se mezclen, creando una reacción de defensa en la sangre de la madre contra la sangre del bebé, destruyendo sus células sanguíneas. Esto puede causar problemas graves en el bebé como anemia severa.

La buena noticia es que hoy en día, gracias a los grandes avances en la medicina, este riesgo de incompatibilidad puede tratarse desde el embarazo.

PUBLICIDAD

Todas las mujeres con factor Rh negativo que queden embarazadas y su pareja sea Rh positivo, deberán de llevar un cuidado especial durante su embarazo. El tratamiento para la incompatibilidad de factor Rh consiste en dos inyecciones de inmunoglobulina Rh, una durante el embarazo y otra después del parto. La inmunoglobulina Rh evitará que el organismo de la madre produzca anticuerpos contra la sangre Rh positiva del feto.

PUBLICIDAD