Introducción a la extracción de leche

Para un lactante en los primeros meses de vida es primordial la leche materna, y si es necesario interrumpir el vínculo entre madre e hijo, es considerable la extracción de leche materna para seguir aportando su beneficio.

Esta información se brinda para enseñar diversos métodos de extracción de la leche materna, asegurando correctas técnicas, conocer herramientas adecuadas de conservación, tiempo de refrigeración y técnicas de manipulación para su posterior uso.

Cuándo hacer la extracción de leche materna 

Dependiendo del caso del bebé (recién nacido, de bajo peso, prematuro) o vuelta al trabajo por licencia de maternidad, es importante conocer cuándo hacer la extracción de leche materna, si las condiciones impiden la relación madre-hijo.

Introducción a la extracción de leche

Por qué hacerlo

El alimento fundamental del bebé en los primeros meses es la leche materna, de ahí la importancia de hacer la extracción de leche materna, ya que aporta los nutrientes adecuados, un correcto desarrollo, crecimiento físico y emocional y estrecho vínculo de apego con su madre.

PUBLICIDAD

Estadísticas revelan que niños alimentados de leche materna reducen riesgo de padecimientos y beneficia su desarrollo intelectual. La leche materna provee defensas dando protección a enfermedades infecciosas como gripes, diarreas, etc., y a enfermedades como alergias, asma y otras.

Cómo hacerlo

La madre debe aplicar los métodos diversos existentes correctamente, teniendo en cuenta los pasos detallados a continuación de cómo hacer la extracción de leche materna:

  • Extracción manual
  1. Limpiar con agua y jabón sus manos.
  2. Realizar masajes circulares en el seno estimulando la salida de la leche.
  3. Sostener seno con la mano inclinándose adelante con el dedo pulgar encima de la areola y debajo el índice buscando formar una C.
  4. Apoyar los dedos atrás de la pared del seno y juntar ambos dedos, sin alcanzar la punta del pezón, con repeticiones rítmicas.
  5. Girar la posición de los dedos para vaciar todos los depósitos. Si la leche deja de salir, repetir los pasos con el otro seno.
  • Extracción con sacaleches manual
  1. Ejercer presión sobre el sacaleches apretando la palanca regulando la extracción.
  • Extracción con sacaleches eléctrico

Existen dos modelos de sacaleches eléctricos con motor.

  1. SIMPLE: Se usa una vez por seno, para extracciones no muy frecuentes.
  2. DOBLE: Se usa simultáneamente en ambos senos, para frecuentes extracciones.

Recomendaciones para la extracción de leche materna 

  • Almacenar la leche extraída correctamente.
  • Lavarse antes las manos siempre.
  • Refrigerar la leche en recipientes cerrados, lo más pronto posible.
  • Si tarda más de 48 horas en usar la leche debes congelarla.
  • Almacenar la leche en pequeñas porciones de 30 a 120 ml.
  • Dejar libre el recipiente unos 2.5 cm de aire, porque la leche congelada expande.
  • Identificar recipientes con la fecha.
  • Para mezclar leche de varias extracciones del mismo día es mejor en un mismo recipiente y al tener la misma temperatura.
  • Refrigerar la leche en la parte de atrás del congelador para evitar cambios de temperatura.
  • Agitar el recipiente suave si la leche y nata se separan, antes de dársela al bebé, es normal.

Introducción a la extracción de leche

Hasta cuándo hacer la extracción de leche materna

Por la adaptación y crecimiento del bebé mientras varía la duración y frecuencia de las tomas durante su lactancia, nos permite pensar hasta cuándo hacer la extracción de leche materna por lo transcendental y beneficioso que significa este alimento.

Según reconocidas organizaciones como el Comité de Lactancia de la Asociación Española de Pediatría, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Academia Americana de Pediatría (AAP), recomiendan que la provisión de la leche materna durante 6 meses debe ser exclusiva.

PUBLICIDAD