La higiene bucal en los niños desde que nacen

Todas las mamás, desde que nacen nuestros hijos, estamos pendientes de ellos en todos los aspectos de su vida y de su salud, pero hay uno, que seguro y sin querer, la inmensa mayoría descuida por completo: la higiene bucal.

La causa de este descuido es normal atendiendo a varias razones: los niños no tienen dientes al nacer, los primeros empiezan a salir varios meses después y tarda muchos meses más el hecho de completar la dentadura, en la salud pública no existen realmente unos controles estandarizados por lo menos en los primeros años, la creencia errónea de que los dientes de leche no pueden tener caries o que si la tienen, total, como luego se les caen, etc…

Todo esto lleva a que un gran número de niños acabe teniendo caries en los dientes de leche, hecho que nos sorprende enormemente cuando pasa y tienes que tener en cuenta que los dientes definitivos ya están detrás de los de leche, con lo que éstos se pueden ver afectados.

La higiene bucal en los niños desde que nacen

A continuación te voy a dar una serie de recomendaciones para ayudarte a que tus hijos tengan una dentadura bien sana, no sólo ahora de niños, sino en la edad adulta.

PUBLICIDAD

¿Cuándo hay que empezar con la higiene bucal de los niños?

Lo ideal es hacerlo el mismo día de su nacimiento, por lo que, si aún no has empezado, mi recomendación es que lo hagas hoy mismo.

¿Cómo realizar la higiene bucal según la edad del niño?

Los niños, conforme van creciendo, van desarrollando su dentadura pasando por distintas etapas, por lo que el método de realizar la higiene bucal va cambiando según van pasando de una a otra.

  • Antes de la dentición: Desde que nacen hasta que se produce la primera dentición, lo más recomendable es hacer un suave masaje con una gasa limpia humedecida en agua por las encías. Es para eliminar los restos de leche, tanto si es materna como artificial.
  • Desde primera dentición hasta 1 año: Continuar con el mismo sistema de la gasita que cuando no tenía dientes. Aunque le estés dando aún solo la lactancia materna, ésta en sí misma no provoca caries, pero el hecho de falta de higiene, si la leche permanece en los dientes, sobre todo en la toma nocturna, al final sí que se forman bacterias. Es por esto que es tan importante la higiene bucal.
  • Desde 1 año hasta erupción muelas: Cepíllale suavemente los dientes, como mínimo 2 veces al día, con un cepillo con cerdas suaves. Puedes usar también un dentífrico pero adaptado a uso infantil (500 partes por millón de flúor).
  • Cuando salen las muelas (18-24 meses): Al proceso anterior le unes el pasar hilo dental por las noches entre las muelas.
  • De 2 a 5 años: Se sigue con el mismo proceso pero ya puedes usar un dentífrico con un poco más de flúor (1000 partes por millón). De todas formas, en el mercado ya hay específicos para estas edades. Puedes usar uno de los que se venden habitualmente.
  • Más de 5 años: Más o menos a esta edad es cuando, realmente, todo el proceso anterior lo pueden realizar ya solos.

¿Hay que hacerle baños de flúor?

Esta pregunta te la ha de contestar el dentista en la revisión del niño.

¿Cuándo llevar al niño al dentista?

Lo ideal es hacerlo cuando cumplen un año aunque no hayas observado nada extraño. Él es el que te dirá exactamente lo que tienes que hacer teniendo en cuenta la dentadura de tu hijo.

La higiene bucal en los niños desde que nacen

La importancia de la alimentación en la salud dental

La otra forma vital de que el niño disponga de una boca sana es, sin duda, su alimentación.

Cuando son bebés, la lactancia materna en este ámbito tiene muchas ventajas:

  • La succión del pecho le ayudará a un mejor desarrollo de la boca que si toma biberón. Evitará lo que se llama maloclusión, que es cuando cierran la mandíbula y la línea de dientes superiores no coincide con la línea de inferiores y que puede generar en el futuro problemas de masticación, habla, etc…
  • La leche materna, como te he comentado antes, no provoca caries en sí misma, pero la falta de higiene hace que al final se formen bacterias que sí las producen.

Si le das biberón:

  • Mira que exista un flujo de leche saliendo de la tetina similar al de un pecho y pon al bebé en posición vertical. Con esto conseguirás que haga un mayor esfuerzo de succión, desarrollando la boca de forma similar a si tomara lactancia materna.
  • Intenta no darle biberón a partir de los 18 meses y que beba ya en vaso.

Cuando el niño ya ingiere alimentación sólida, lo más importante es que ésta sea totalmente saludable, evitando los alimentos ricos en azúcares.

Consecuencias de la falta de higiene bucal en los niños

Si el niño no realiza una correcta higiene bucal el riesgo principal que va a tener son las caries. Como bien sabes, las caries causan dolores muy intensos que te van a hacer que el niño tenga que ir a urgencias. La caries es una infección que puede traer también mayores complicaciones, como infecciones faciales, etc.

Además, los dientes de leche están pegados a los definitivos que se encuentran detrás, por lo que va a afectar a la salud dental cuando sea adulto. Si el niño ya ha cambiado a la dentición definitiva y tiene caries siendo aún un niño, estamos haciendo que los problemas cuando sea grande puedan ser realmente muy serios.

 

En definitiva, si le das al niño una buena higiene bucal, tendrá su boca más sana toda su vida, porque además habrá interiorizado el hábito de limpiarse los dientes y no lo abandonará nunca.

 

Escrito por Beatriu Dàvila para EntreChiquitines.com

Imágenes: jupiterimages

Guardar

Guardar

Guardar

PUBLICIDAD