La infertilidad en la mujer: Causas y tratamientos

Se considera que hay infertilidad cuando después de un año de tener relaciones sexuales sin estar planificando, la mujer no logra quedar embarazada.

El problema puede ser de la pareja o individual. Según los estudios la mujer es más propensa a la infertilidad, aunque muchos médicos disertan de esta apreciación.

También se habla de infertilidad cuando la mujer queda embarazada pero no tiene la capacidad suficiente para que el bebé sobreviva.

Causas:

En el caso de la infertilidad femenina son muchas las causas que pueden provocarla. Dentro de ellas las más comunes son las enfermedades de la tiroides, la endometriosis, problemas en la ovulación, tumores y quistes en los ovarios, consumo de drogas o alcohol, malformaciones de útero, problemas de diabetes, tener más de 35 años, tener inflamaciones pélvicas, síndrome de ovario poliquístico, sufrir o haber padecido problemas de cérvix, de trompas de Falopio, o malformaciones del moco cervical.

PUBLICIDAD

Otros factores que pueden ocasionar infertilidad son la Anorexia o Bulimia, las alteraciones en los ciclos menstruales, cambios hormonales constates que afecten el metabolismo de los estrógenos, o algunas dietas para perder peso.  Se ha comprobado que el estrés y la depresión son también otros móviles de la infertilidad.

El hecho de que una mujer esté menstruando y su ciclo sea regular, no garantiza la fertilidad de la misma, dado que son muchos los factores que pueden impedir la concepción, como también hay casos de mujeres que han tenido tumores, problemas de obesidad, de adicción o tienen más de 35 años de edad y aún así quedan embarazadas, al punto de tener bebés sanos.

Tratamientos:

La fertilidad no es lo mismo que la esterilidad por lo que puede ser tratada, mientras que en el caso de la persona estéril no hay nada que hacer. Sin embargo, ningún tratamiento garantiza un 100% de efectividad.

Algunos métodos pueden ser económicos, fáciles y muy óptimos, sobretodo cuando el problema de infertilidad no es mu severo y se detectó temprano. En muchos casos basta con el solo hecho de cambiar los hábitos alimenticios y estilo de vida, o seguir un tratamiento a base de medicamentos que estimule la producción de óvulos. Para las mujeres infértiles que han intentado todo y nada les ha dado resultado, se recomienda primeramente consultar al especialista en el área y descubrir qué tratamiento es el más adecuado según su caso.

Cuando el problema es de cuello uterino, ovarios poliquísticos o cualquier anomalía del  interior del sistema reproductor femenino, se recomienda la laparoscopia para solucionarlo y que así la mujer pueda quedar embarazada. También existen otra clase de tratamientos conocidos con el nombre de Transferencia intrafalópica del zigoto en la que los óvulos y el esperma son colocados en un plato especial y luego de fertilizados se ponen en la abertura de la trompa de Falopio para que vayan por el conducto hasta el útero; la Fertilización in-vitro, en la que se hace lo mismo pero los embriones son llevados directamente al útero, y la Transferencia intrafalópica del gameto, entre otras.

PUBLICIDAD