La lactancia: cómo empezar a amamantar

Si tienes dudas sobre cómo empezar amamantar a un bebé no te preocupes aquí aprenderás cómo comenzar a amantar. Para empezar a hacerlo no es necesario que seas una experta, solo usa una buena posición y no presentarás inconvenientes futuros.

Recuerda que la leche materna va a ser de gran ayuda para el crecimiento de tu bebé, sobre todo en sus primeros meses, ya que va a lograr que el bebé tenga buena salud.

¿Qué es la lactancia materna? 

Debes tener claro que todas las mujeres pueden amamantar, y no pienses que tienes poca producción de leche, solo ese caso se presentará si sufres de la tiroides, si has tenido alguna operación mamaria, como algún tipo de mastectomía o, si posees prótesis mamaria y te haya afectado los conductos mamarios, solo en ese caso deberás complementar con fórmula.

La lactancia: cómo empezar a amamantar

De lo contrario, la mejor opción es amamantar con lactancia materna exclusiva, pero ¿Qué es la lactancia materna?

PUBLICIDAD

La lactancia materna es cuando la madre le da alimento a su bebé recién nacido por medio de su pecho, ella produce leche después de haber dado a luz.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), nos dice que la leche materna es muy indispensable para los recién nacidos en sus primeros 6 meses, ya que aporta una gran cantidad de nutrientes al bebé, sin que sea necesario darle otro tipo de líquido, ni agua al bebé.

Estos tres primeros días él bebe no tiene un horario establecido, sino que realiza entre 10 a 12 veces las tomas, con una duración de entre 10 a 20 minutos por cada día.

Se le puede dar leche materna al bebé más o menos hasta los dos años, pero la leche materna a partir de los seis meses necesita ser complementada con otro tipo de alimento.

Importancia de amamantar al bebé 

Es de suma importancia saber cómo comenzar a amamantar y usar la leche materna como el alimento inicial del bebé, ya que ha sido demostrado de acuerdo a estudios científicos que a diferencia de la leche artificial contienen múltiples nutrientes que ayudan a proteger al bebé de infecciones y se puede decir que también sirven de analgésicos.

Los primeros meses corren más riesgos de presentar enfermedades o diabetes, colitis u otro trastorno y si son alimentados con leche materna exclusiva los primeros 6 meses serán protegidos de todos ello.

También es muy beneficioso para la madre darle al bebé pecho, ya que esto favorecerá a que la madre no sufra de una hemorragia después del parto o tenga un cáncer en los ovarios o presentar cáncer de mama.

Posiciones para amamantar correctamente al bebé

Para saber cómo comenzar a amamantar y llevar a cabo una alimentación exitosa con el infante es importante seguir algunas posiciones de forma correcta, de esa manera se evitará una mastitis, el bebé alcanzará el peso correspondiente y se logrará amamantar sin dolor alguno.

Cuando esto se cumple se logra una alianza afectuosa entre la madre y el hijo. Además, existen varios tipos de posiciones que se pueden usar para amamantar:

  • Posición cuna o tradicional: muchas madres usan esta opción tiempo después de haber dado a luz. Para realizarla debes colocar la cabeza del pequeño en uno de los codos y su nariz debe ir en dirección del pecho y su ombliguito junto al tuyo.

La lactancia: cómo empezar a amamantar

  • Posición cuna cruzada: en esta posición podrás ubicar a tu bebé en tu antebrazo, es de mucha utilidad para las madres, ya que tendrán una mano libre con la que pueden sujetar la cabeza del bebé. Es muy parecida a la posición anterior.
  • Posición acostada de lado: si tu parto fue por el método de cesárea, esta posición es la ideal para ti, ya que no podrá hacerte daño en tu abdomen. Te colocas de lado y a tu bebé acostado con su cara viendo hacia ti. Tu brazo los puedes usar para sostener a tu bebé.
  • La posición de canasto: es utilizada también por madres que le hayan realizado una cesárea, que hayan tenido gemelos o que sus bebés sean muy pequeños. Debes colocar un cojín o almohada en tu abdomen y sostener al bebé con las palmas de tus manos y con los piecitos hacia tu costado.

Puedes utilizar diferentes tipos de posiciones hasta que encuentres la mejor opción, donde tú y tu bebé puedan sentirse cómodos. Al realizar estas posiciones de forma adecuada lograrás no sentir dolor y ambos lograrán obtener un fuerte vínculo de amor.

PUBLICIDAD