La llegada al mundo de tu bebé: Cómo saber cuando el parto ha comenzado

El parto es un proceso que puede tomar varios días o solamente un par de horas. Cada parto es diferente, incluso mujeres con más de un hijo tienen experiencias diferentes con cada parto. Teniendo contigo a tu pareja, familiares, personas que te apoyen y por supuesto, el personal médico, podrás estar más confiada y tranquila cuando llegue el momento del nacimiento de tu bebé.

Existen algunos signos que indican cuando el bebé ya está listo para nacer. La mujer embarazada podrá experimentar algunas o todas estas señales de parto:

  • Ajuste o aligeramiento. Cuando el bebé está listo para nacer bajará más en tu pelvis. Esto puede ocurrir entre 2 y 4 semanas antes del nacimiento. Notarás que puedes respirar con más facilidad y que tendrás menos acidez de estómago, sin embargo, es posible que sientas más dolor ahora en la parte baja de la espalda y que tengas que orinar más seguido.
  • Diarrea. Es normal tener diarrea y evacuaciones frecuentes cuando se acerca el momento del alumbramiento.
  • Mucha energía. De pronto sentirás que tienes más energía y te pondrás a limpiar la casa y realizar otras tareas que antes te agotaban. Disfruta de esta energía pero con moderación, no te canses demasiado, ya que necesitarás toda esa fuerza para el parto.
  • Expulsión del tapón mucoso. El tapón mucoso mantiene sellado el cuello del útero durante el embarazo y su expulsión en un signo de que el parto ha comenzado. Puede ser que se expulse de una sola vez o que se pierda como si fuera un flujo vaginal intenso que puede durar varios días. Su color puede ser amarillento, marrón o con sangre roja o rosada.
  • Dolor en la parte baja de la espalda. Para aliviar estos dolores puedes darte baños de agua tibia o masajes.
  • Ablandamiento del cuello uterino. Tu médico notará este cambio cuando te realice un examen vaginal.
  • Ruptura de la bolsa de agua. El líquido amniótico puede derramarse poco a poco o en cantidades muy grandes. Este líquido suele ser claro y sin olor. Cuando se rompe la bolsa de agua hay que llamar a tu médico inmediatamente. Anota a qué hora te salió líquido, la cantidad y el color para poder informar bien al médico.
  • Comienzo de las contracciones. Contracciones que son constantes y que cada vez son más intensas, largas y dolorosas, son una importante señal de que el parto ha comenzado.
  • Adelgazamiento y dilatación cervical. Esta es la señal más segura de que el parto ha llegado. Esto puede ser visto solamente en un examen cervical.
PUBLICIDAD