La miel, un alimento no adecuado para bebés menores de 1 año

La miel puede producir botulismo infantil en niños menores de 12 meses.

La miel, ya sea de abeja o de caña, puede contener esporas de Clostridium botulinum, unas bacterias que producen neurotoxina en el intestino del bebé.

El botulismo infantil es una enfermedad muy peligrosa que puede aparecer en bebés desde que nacen hasta que cumplen 1 año. Esta enfermedad provoca parálisis muscular, depués de que la toxina es absorbida por la sangre y llega a los músculos.

Algunos de los síntomas son estreñimiento, insuficiencia respiratoria, falta de apetito, letargo y llanto débil. Los síntomas pueden tardar en aparecer aproximadamente un mes tras haber ingerido miel.

La razón de que el botulismo infantil pueda presentarse en lactantes es porque sus intestinos son inmaduros y las esporas consiguen germinar y multiplicarse en el intestino, produciendo la neurotoxina del botulismo.

PUBLICIDAD

Para evitar el botulismo en el bebé no se le debe ofrecer miel ni jarabe de maíz, ni siquiera en pequeñas cantidades.

PUBLICIDAD