La tos en niños y su tratamiento

La tos siempre aparece tanto en los procesos gripales como en un resfriado. Cuando tu niño mejora de su enfermedad y ya hace una vida normal, la tos suele mantenerse durante más tiempo, a veces dura hasta semanas, es el último síntoma en desaparecer.

¿Qué es la tos?

La tos es un acto reflejo, es la salida de aire a gran velocidad (puede llegar a alcanzar los 160 km/h), y con mucha presión, así arrastra el exceso de mucosidad o cualquier cuerpo extraño que se haya podido introducir hasta la tráquea o los bronquios.

La función principal de la tos es mantener las vías respiratorias limpias y despejadas para una correcta respiración.

Aunque es un acto reflejo, tu niño también puede provocarse la tos por voluntad propia.

Si tu niño está resfriado se le pueden presentar diferentes tipos de tos durante el proceso y según cual sea la zona afectada. Normalmente, la tos al principio de un catarro es seca y sin expectoración y a medida que evoluciona el resfriado y tu nene vaya produciendo un aumento de la mucosidad la tos se hará blanda con la aparición del esputo, que los niños no saben sacar y se los tragan.

PUBLICIDAD

¿Cuál es el tratamiento para la tos?

La tos es un síntoma y para poder controlarla se debería tratar la causa que la produce. Cuando el origen es una infección vírica, como un resfriado o una gripe, no hay tratamiento que la resuelva. La tos como síntoma de un catarro o gripe desaparecerá en unas semanas.

Además, como tiene la función de mantener limpia la vía aérea si la intentas eliminar, puedes conseguir lo contrario y favorecer que haya complicaciones, ya que a tu pequeño sin ayuda de la tos, le será más difícil eliminar los mocos con los virus.

En referencia a los medicamentos para la tos como, los antitusivos, descongestivos, antihistamínicos, mucolíticos, solos o asociados, hay muy poca evidencia de que sean efectivos. Pero si que se ha comprobado que provocan mayor frecuencia de efectos secundarios, sobretodo en niños menores de 6 años, en los que son mucho más importantes. Así pues, no se recomienda el uso de estos medicamentos porque el riesgo de utilizarlos es mayor que los beneficios que pueden aportar.

De todas maneras no le des a tu niño ningún medicamento sin prescripción médica, no debes automedicar.

¿Le puedo aliviar la tos de alguna manera?

Hay medidas que se ha visto que son eficaces para calmar la tos.

– Dale de beber muchos líquidos, especialmente agua, que hará que la mucosidad se vuelva más fluida y le será más fácil expulsarla.

– Los lavados nasales con suero fisiológico.

– Evita el ambiente seco de la calefacción, si tienes humificador puedes utilizarlo a ratos durante el día y la noche. Si no lo tienes, puedes poner a hervir en una olla agua o aprovechar para ducharte y que esté contigo en el baño.

– Algunos tipos de tos se calman con el aire fresco de la calle, con abrigarlo bien y salir al balcón o abrir una ventana, será suficiente.

– Si tiene más de 18 meses una cucharadita pequeña de miel le suavizará la garganta.

– Una cebolla cortada o rallada cerca de la cabecera de la cama puede aliviarle la tos a tu niño mientras duerme.

– Evidentemente, no debes fumar ni en casa ni delante de tu niño.

Escrito por Beatriu Dàvila para EntreChiquitines.com

Imagen: mytown.kotatv.com
PUBLICIDAD