Los bebés y el sol en verano

Cuando se tiene un bebé hay que extremar las precauciones durante el verano.

La piel de los bebés es muy delicada y puede sufrir quemaduras con mucha facilidad, ya que no produce melanina.

Lo mejor es que el bebé no esté expuesto de forma directa al sol hasta que cumpla 1 año.

A partir de los 6 meses de edad ya se puede usar protector solar especial para bebés.

Algunas otras recomendaciones sobre la exposición al sol con el bebé son:

PUBLICIDAD
  • Buscar siempre una sombra para colocar al bebé.
  • Usar ropa y accesorios para proteger del sol como gorros, sombrillas y gafas de sol.
  • Evitar estar afuera cuando el sol es mas fuerte (entre 11 y 16h).
  • Usar protectores solares con un alto nivel de protección  UVA y UVB.
  • Seguir tomando precauciones a pesar de ser un día nublado, ya que los rayos del sol atraviesan las nubes.
  • Aplicar el protector solar 30 minutos antes de salir al sol. Volver a aplicarlo cada 2 horas o después del baño.
  • Mantener al bebé siempre muy hidratado dándole mucha agua.
PUBLICIDAD