MIMA Design Lab, innovación y creatividad sobre ruedas

MIMA, el cochecito ideal que se adapta a las necesidades de los padres modernos de hoy en día, da un paso más allá customizando y pintando sus dos modelos xari y kobi. Gracias al innovador material del que están hechos estos auténticos y originales cochecitos, espuma EVA, los padres cosmopolitas amantes del diseño pueden diferenciarse y marcar tendencia plasmando su creatividad en los productos de mima. Este moldeable y ligero material permite además que los cochecitos se puedan limpiar muy fácilmente.

MIMA Design Lab, innovación y creatividad sobre ruedas

mima es mucho más que un cochecito de paseo, ya que evoluciona al mismo ritmo que la familia, adaptándose a sus necesidades y a los periodos evolutivos del bebé. Su implicación con el bienestar del pequeño va más allá y, por eso, crea momentos especiales para que la familia viva nuevas experiencias y comparta momentos inolvidables.

MIMA Design Lab, innovación y creatividad sobre ruedas

La Feria Internacional del Mueble de Milán, que tuvo lugar del 12 al 18 de abril, fue testimonio del éxito de mima y de sus sorprendentes nuevos modelos customizables. Fue en la bella ciudad italiana donde  la marca de puericultura sorprendió al público presentando el “mima Design Lab”, un espacio creativo en el que cuatro famosos diseñadores pintaron cuatro modelos xari de mima convirtiendo los cochecitos en exclusivas y espectaculares creaciones artísticas.

PUBLICIDAD

En ‘mima Desing Lab’ todo aquel que lo deseó pudo dejar su marca sobre la pulcritud de los cochecitos. Los visitantes de Fuorisalone, sorprendidos y entusiasmados con la idea, plasmaron sus diseños con esta iniciativa innovadora y atrevida de mima, alabada por la prensa internacional como “un soplo de frescura a la oferta de productos para niños”. El resultado fue una explosión de ideas dispares y muy bellas en las que se muestra cómo de un mismo objeto se pueden crear varios conceptos; solo se debe dejar volar la imaginación.

Los cochecitos se expondrán en diferentes países para subastarlos y obtener fondos para programas de ayuda a la infancia.

PUBLICIDAD