Niños con dislexia, diagnóstico y tratamiento

La dislexia es un transtorno de la lectura y la escritura. Se produce por factores neurofisiológicos y por conflictos psíquicos.

Los niños con dislexia pueden tener problemas para recordar, aprender y leer letras y números, así como memorizar colores y canciones. Además pueden presentar dificultad para la pronunciación y un desarrollo lento del habla. Los síntomas suelen aparecer cuando comienza el aprendizaje de la lectura.

Otras características del niño disléxico son falta de atención, falta de interés en los estudios e inadaptación personal. La dislexia se manifestará de diferentes maneras según el niño crece.

Entre los 4 y los 6 años les cuesta distinguir colores, formas y tamaños. Suprimen y confunden fonemas, tienen poco vocabulario y al escribir invierten sílabas dentro de una misma palabra o fonemas dentro de una sílaba.

Entre los 6 y los 9 años la dislexia en niños se manifiesta de manera más clara. Al escribir confunden letras similares, como «b» y «d», «p» y «q». Tienen dificultad para aprender nuevas palabras, invierten el orden de las letras o las omiten. No tienen ritmo de lectura y saltan de línea o la repiten. Mezclan las mayúsculas con las minúsculas.

PUBLICIDAD

Diagnóstico de la dislexia infantil

Se suele diagnosticar en la etapa de aprendizaje de la lectura y la escritura, entre los 4 y los 6 años. Suele ser el profesor el que la detecte, siendo más tarde el psicopedagogo el que la diagnostique. Para el diagnóstico se realizan mediciones de la capacidad de escritura, visión y audición.

Tratamiento de la dislexia infantil

El tratamiento consiste en volver a enseñar al niño con dislexia a leer y escribir a un ritmo adecuado. Debe de realizarse de manera amena para motivar al niño. Nunca se le debe de castigar por sus errores. El reaprendizaje será administrado por un experto.

PUBLICIDAD