Niños tartamudos

Se dice que un niño tartamudea cuando titubea y repite algunas sílabas o palabras.

A partir de los 3 años de edad muchos niños pasan por una etapa de disritmia cuando aprenden a hablar. La mayoría de ellos lo superan sin problemas, ya que se trata de una fase normal en el desarrollo del lenguaje. A esta dificultad para hablar se le llama «alteraciones de ritmo», y pueden aparecer y desaparecer entre los 2 y 5 años.

Cuando el niño presenta una tartamudez moderada, repetirá sonidos 3 o más veces, como por ejemplo dirá: co-co-co-co-como estás. Será evidente que está haciendo un gran esfuerzo para hablar, mostrando tensión en los músculos de la cara. El tono de su voz podría elevarse mientras repite sonidos, y habrá momentos en los que se bloqueé y no pueda emitir ningún sonido por unos segundos.

El niño que muestra una tartamudez severa, tartamudea con más frecuencia y presenta más momentos de bloqueo que de repeticiones. Puede realizar tics y muecas.

Cuando notamos que nuestro hijo tartamudea de forma severa, o lo hace durante más de 6 meses, es necesario buscar ayuda.

PUBLICIDAD

Es importante no mostrar preocupación delante del niño, ya que su tartamudez podría empeorar.

Según cada caso, existen diferentes terapias y tratamientos para evitar que la tartamudez se convierta en un problema para toda la vida. Consulte con un especialista para saber que es mejor para su hijo.

PUBLICIDAD