Aprende Por Qué la Dieta de uno Debe Cambiar según su Edad – Leer Más

El mejor alimento para un recién nacido es la leche materna, ya que esta le proporciona al bebé todos los nutrientes necesarios para su desarrollo. Sin embargo, a medida que crece, el cuerpo irá exigiendo más nutrientes, los cuales ya no podrá conseguir a través de la lactancia.

Debido a esto, a partir de los 6 meses de edad aproximadamente, se recomienda comenzar a alimentar al bebé con papillas, lo que complementará su alimentación junto a la leche materna. A lo largo del crecimiento del pequeño, este necesitará cambiar su dieta para desarrollarse correctamente, pero los infantes no son los únicos que deben hacerlo.

Con el paso de los años, el cuerpo sufre varios cambios en el metabolismo y el sistema inmunológico se va debilitando, lo que le hace más propenso a contraer enfermedades. En caso de que desees aprender cómo alimentarse correctamente según la edad, a continuación te diremos qué tipo de dieta debe seguir el ser humano en cada una de sus etapas y por qué.

Aprende Por Qué la Dieta de uno Debe Cambiar según su Edad - Leer Más
Fuente Imagen: Restaurante EVO

¿Cómo debe ser la alimentación de acuerdo a la edad?

Infancia

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la lactancia materna exclusiva debe mantenerse hasta los 6 meses de edad, posteriormente, se deben empezar a proporcionar alimentos complementarios y continuar con la lactancia hasta los 2 años. Durante los primeros 6 meses, la leche materna cubre por completo las necesidades nutricionales del bebé.

Alrededor del segundo semestre de vida, la lactancia puede continuar cubriendo la mitad (o más) de las necesidades nutricionales del pequeño, y un tercio de estas para el segundo año de vida. Cabe mencionar que, debido a múltiples factores, es posible que no pueda darse la lactancia, por lo que deba recurrirse a la leche de fórmula.

PUBLICIDAD

Al estar en pleno desarrollo, los infantes requerirán alimentos ricos en hierro, calcio y proteínas, por lo que deberán recibir alimentos nutritivos como vegetales, frutas y verduras, así como carnes y lácteos. Asimismo, el consumo de grasas saturadas y azúcares simples debe ser mínimo.

Edad escolar

Por su parte, durante la edad escolar, los niños, además de desarrollarse físicamente, comienzan a desarrollarse intelectualmente. Para garantizar un correcto desarrollo, la dieta debe ser sana y equilibrada, siendo necesarias unas 5 comidas al día para mantener la saciedad del pequeño. Se recomienda que en el desayuno los niños consuman cereales, frutas frescas y lácteos. 

Además, es importante que se alimenten de frutas, vegetales, legumbres, cereales, carnes, pescados, huevos y lácteos, ya que de este modo recibirán proteínas, fibra, vitaminas y minerales indispensables para un correcto desarrollo, tanto físico como intelectual. Para reducir el riesgo de obesidad infantil, se recomienda reducir el consumo de azúcares y carbohidratos.

Adolescencia

En cuanto a la adolescencia, es una etapa en la que se producen múltiples cambios biológicos, por lo que el organismo requiere de algunos nutrientes en mayor cantidad para cubrir las necesidades durante esta etapa. Los adolescentes necesitan aportar a su organismo una mayor cantidad de calcio, fósforo, hierro y vitamina C, esta última para mejorar la absorción de hierro.

Adultez

En cuanto a la alimentación en la adultez, esta debe mantenerse equilibrada y caracterizarse por ser variada, siendo necesario incluir alimentos de cada grupo y manteniendo un control en la ingesta de azúcares y grasas. Para un adulto es necesario un buen aporte de hidratos de carbono y proteínas.

Aprende Por Qué la Dieta de uno Debe Cambiar según su Edad - Leer Más
Alimentos Saludables (Fuente Imagen: TicBeat.com)

Vejez

Finalmente, al llegar la vejez, el cuerpo comienza a tener necesidades nutricionales muy diferentes. Los adultos mayores deben evitar comer en grandes cantidades, y en su lugar, comer poco varias veces al día, de este modo se favorece la digestión. 

Respecto a los nutrientes que deben aportarse en mayor medida durante la vejez se encuentran la fibra, las proteínas y los alimentos ricos en antioxidantes. Asimismo, el consumo de azúcares y grasas debe reducirse al mínimo, al igual que el consumo de sal. 

Conclusión

En conclusión, el ser humano debe mantener una dieta variada y equilibrada en todas las etapas de su vida (sin contar los 6 primeros meses de edad) con el propósito de garantizar un buen aporte de nutrientes al organismo. Además, en cada una de las etapas, la ingesta de azúcares y grasas debe ser mínimo. 

PUBLICIDAD