Proteger a los niños en Internet

Sin duda alguna Internet es el invento de nuestro siglo y permitir a los niños su utilización puede ser favorable en tanto que se familiarizan con las nuevas tecnologías. Además Internet tiene también una gran capacidad didáctica: desde inmersiones lingüísticas para bebés hasta primeros pasos en el lenguaje musical por poner algún ejemplo. No obstante es muy desaconsejable exponer a un niño al Internet abierto sin ningún mecanismo de control parental y/o antivirus. No hace falta enumerar los riesgos pues todos sabemos que simplemente navegando por sitios aparentemente inofensivos como son repositorios de series o de música es fácil verse expuesto sin desearlo a un contenido no apropiado para menores. Por eso es importante el uso de un antivirus especializado en seguridad infantil.

Cómo ha de ser el Antivirus que escojamos

Lo primordial es que el antivirus tenga la opción de activar el control parental. Además, como es lógico, has de buscar un antivirus apropiado para el tipo de ordenador que vayas a usar, ya sea PC, Mac o Android/iOs en el caso de una tablet. Los mejores antivirus de hoy en día sirven para todo tipo de dispositivos.

En segundo lugar, el antivirus que escojas debe garantizarte el blindaje de tus documentos e información confidencial. Ten presente que un ataque provocado por malware puede hacer mucho más que simplemente hacerte perder esa información. Para tu protección, el antivirus debe encriptar tus archivos e incluso darte la oportunidad de destruir los que desees de tal manera que nunca puedan ser restaurados.

Por último es bueno que el antivirus facilite la optimización de tu PC, limpiando periódicamente las cookies y otros archivos temporales inactivos que tienden a ralentizar tu equipo.

La diferencia entre antivirus gratuitos y antivirus de suscripción

Los antivirus de suscripción son aquellos por los que debemos abonar una cuota anual por su uso. Es cierto que hay antivirus gratuitos de muy buena calidad y que actualizan sus bases de datos de malware continuamente al igual que lo hacen los antivirus de pago. Sin embargo no son igual de completos, fallan especialmente en el área del control parental pues muy pocos lo integran, y en la mayor parte de los casos es necesario instalar más de un antivirus gratuito para estar igual de protegidos que con uno de pago. El virus de la policía por ejemplo, es un virus que a pesar de estar muy extendido, normalmente no es eliminado por los antivirus gratuitos. Por eso merece la pena invertir en un buen antivirus, y más aún habiendo niños con acceso a Internet aunque siempre puedes probar el mejor antivirus gratis.

PUBLICIDAD

En el caso de que la seguridad infantil sea una prioridad para nosotros, lo mejor es escoger un antivirus donde expresamente se indique su función de control parental, y que tenga detrás el apoyo de una marca especializada, con alguna certificación que lo avale. Deberemos fijarnos también en que cuente con una garantía que nos permita la devolución del dinero si lo probamos y no nos convence, así como que sea de fácil manejo e intuitiva interfaz.

PUBLICIDAD