Crujiente de alcachofas, una receta de verdura que gusta a los niños

Nos encantan las recetas sencillas y que se preparan rápidamente, porque sabemos que como madres (o padres), siempre andamos con prisas y no siempre podemos dedicarle mucho tiempo a la cocina. Estas alcachofas fritas son riquísimas, muy crujientes y perfectas para niños que no quieren comer verduras. Sirven para el aperitivo o para acompañar cualquier plato.

INGREDIENTES

  • 8 alcachofas
  • ramas de perejil
  • aceite de oliva de 0.4 de acidez
  • sal

PREPARACIÓN

  1. Limpiar las alcachofas. Preparamos un bol con agua fría y unas ramas de perejil para ir echando las alcachofas según las vamos limpiando (para que no ennegrezcan). En vez del perejil puedes echar unas gotas de vinagre o limón al agua.
  2. Cortar las alcachofas por las puntas, dependiendo del tamaño por unos dos centímetros. Ir deshojándolas con las manos.
  3. Cortar un trozo del tallo y pelarlo. En una tabla cortar por la mitad y quitar la pelusilla del centro si la tuviera. Cortarlos a gajos y echar al bol.
  4. Si no vas a preparar muchas alcachofas, no hace falta ponerlas en agua, pero si las pones hay que secarlas muy bien para que no salpiquen al freirlas.
  5. Poner a calentar el aceite de oliva. Freir las alcachofas hasta que estén doraditas. Escurrir sobre un papel absorbente o rejilla. Echar sal al gusto.

Vía: recetolandia.com

PUBLICIDAD