Cuadraditos de chocolate y naranja

Este rico postre está formado por 3 capas: bizcocho, crema de naranja y glaseado de chocolate. Una vez preparado y enfriado puedes cortarlo en cuadraditos para una mejor presentación. Para fiestas infantiles puedes cortar trozos más pequeños para los niños.

INGREDIENTES

  • Para el bizcocho: 4 huevos, 150 gr. de azúcar, 200 gr. de mantequilla, 100 gr. de cacao en polvo, 110 gr. de zumo de naranja, 200 gr. de harina, 1 sobre de levadura Royal
  • Para la crema de naranja: ½ litro de zumo de naranja, azúcar al gusto, 1 bote de leche evaporada (400 gr.), 1 sobre de gelatina en polvo  sabor naranja
  • Para el glaseado de chocolate: 150 gr. de chocolate Fondant, 150 gr. de nata para montar, 30 gr. de mantequilla

PREPARACIÓN

  1. El bizcocho: Ponemos en un bol los huevos y el azúcar, betimos hasta conseguir una mezcla blanquecina y espumosa. Añadimos la mantequilla a temperatura ambiente y seguimos batiendo. Una vez bien integrada la mantequilla agregamos el zumo de naranja. Mezclamos bien y por último añadimos el cacao, la harina y la levadura tamizadas. Mezclamos con una espátula haciendo movimientos envolventes. Engrasamos un molde desmontable cuadrado de 28 cm de lado y vertemos la mezcla dentro. Metemos en el horno precalentado a 180ºC durante 20 minutos. Sacamos del horno y dejamos enfriar en el molde.
  2. La crema de naranja: Ponemos la leche en un cazo y calentamos hasta que justo empiece a hervir, retiramos del fuego y añadimos la gelatina. Removemos hasta que esté completamente disuelta. Añadimos el zumo de naranja endulzado con el azúcar al gusto. Mezclamos bien y dejamos hasta que esté tibio tirando a frio. Vertemos la crema sobre el bizcocho y metemos en la nevera hasta que esté completamente cuajada (mejor de un día para otro).
  3. El glaseado de chocolate: Ponemos la nata en un cazo y calentamos hasta que empiece a hervir. Retiramos del fuego, añadimos el chocolate troceado, mazclamos con una espátula hasta que esté totalmente derretido, agregamos la mantequilla a trocitos y volvemos a mezclar hasta que todo esté bien integrado. Vertemos el glaseado de chocolate sobre la crema cuajada, dejándola caer en el centro y sin tocarla, para que no le queden marcas y la cobertura quede  brillante. Metemos en la nevera hasta que el glaseado solidifique.

Para servir desmoldamos la tarta y cortamos en cuadrados del tamaño que prefieras. Si has utilizado un molde fijo, corta los cuadraditos dentro del molde y sácalos con mucho cuidado.

Vía: menorcana.com

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD