Flammenkueche, una «pizza» diferente

Esta receta es una especialidad de Alsacia, en el norte de Francia y de Alemania. Conocida también como tarta flambeada, la flammenkueche es un plato que encantará a los peques porque se parece mucho a una pizza, con su base de pan crujiente, aunque en la flammenkueche la salsa de tomate se sustituye por una mezcla de queso blanco y nata líquida.

INGREDIENTES

  • 250 gr de harina
  • 2 cebollas
  • 140 gr de bacon
  • 40 gr de mantequilla o un chorro de aceite
  • 100 gr de queso blanco cremoso
  • un poco de queso rallado
  • 10 cl de nata líquida

Cómo hacer Flammenkueche o tarta flambeada

  1. Empezamos preparando la masa. Para ello, mezclamos la harina con una pizca de sal, un chorrito de aceite y unos 15 cl de agua templada.
  2. Amasamos durante unos minutos y la dejamos reposar durante una hora.
  3. En una sartén, ponemos la mantequilla. Cuando esté fundida, freímos en ella el bacon y las cebollas cortadas en tiras. Reservamos.
  4. Estiramos la masa hasta que nos quede muy fina (de un milímetro de espesor). La ponemos encima de una placa de horno recubierta de papel vegetal.
  5. Mezclamos la nata líquida con el queso blanco, salamos y cubrimos la masa. A continuación, repartimos las cebollas y el bacon.
  6. Cubrimos de queso rallado y metemos al horno a 250°C durante 15 minutos.

Receta del libro “Bistrot”.

PUBLICIDAD