Polos de gelatina para el día de San Valentín, receta para hacer con niños

Estos polos de gelatina son un postre muy divertido para los peques en el día de San Valentín, o también son perfectos para cumpleaños infantiles cambiando los colores y sabores según la temática de la fiesta. Se preparan con yogur, leche condensada y gelatina. Es una receta muy sencilla de hacer, por lo que tus hijos pueden ayudar en su preparación y pasar un rato divertido en la cocina.

INGREDIENTES

  • Capa roja: 1/2 taza de agua hirviendo, 1 paquete (85 gr.) de gelatina de fresa, 1/2 taza de agua fría
  • Capa rosa: 1/2 taza de agua fría, 1 y 1/2 sobre de gelatina sin sabor, 1 yogur (170 gr.) de fresa
  • Capa blanca: 1/3 taza de agua fría, 1 sobre (menos 1/2 cucharadita) de gelatina sin sabor, 1/3 taza de leche condensada

postre para niños en el día de San Valentín

PREPARACIÓN

  1. Capa Roja: Disolver la gelatina de fresa en el agua hirviendo. Añadir el agua fría. Remover. Verter 1 cucharada de la mezcla en cada molde. Meter en la nevera durante unos 30-45 minutos.
  2. Capa Rosa: Colocar el agua en un cazo pequeño. Añadir la gelatina y dejar en remojo durante 1 ó 2 minutos. Poner a fuego bajo, removiendo constantemente, hasta que la gelatina se haya disuelto por completo (5 min. aprox.). Remover del fuego e incorporar el yogur. Dejar que se enfríen a temperatura ambiente. Colocar 1 cucharada de la mezcla en cada molde. Meter en la nevera durante otros 30-45 minutos.
  3. Capa Blanca: Poner el agua en un cazo y añadir la gelatina. Dejar en reposo durante un par de minutos. Calentar a fuego bajo, removiendo constantemente, hasta que la gelatina se haya disuelto por completo (5 min. aprox.). Incorporar la leche condensada y mezclar. Dejar que se enfríe a temperatura ambiente. Colocar unas 2 cucharadas en cada molde o vaso.
  4. Insertar el palito en cada molde. Meter en la nevera y dejar enfriar toda la noche.
PUBLICIDAD