Tarta con forma de conejo para Pascua

Esta tarta de Pascua con forma de conejito es una monada y va a darte hasta pena comértela! Es una idea muy sencilla y perfecta para disfrutar en familia de estas fiestas de Semana Santa. El bizcocho puedes hacerlo como más te guste: de chocolate, vainilla o el sabor favorito de tus peques. Decorarlo es muy sencillo y puedes dejar que tus hijos te ayuden. Para darle a la tarta la forma de conejo necesitarás dos bizcochos redondos. ¡Sigue leyendo que te contamos paso a paso cómo hacerlo!

INGREDIENTES

  • 2 bizcochos redondos ya horneados de aprox. 22 cm de diámetro cada uno
  • 1 1⁄4  taza de coco rallado azucarado
  • 2 biscotes cantuccini o biscotti
  • fondant o icing rosa
  • 2  jelly beans negros (grageas de jalea), 1 blanco partido por la mitad, y uno rosa
  • 2 nubes o malvaviscos blancos
  • 1 rueda de regaliz negra
  • Frosting: 340 gr. de mantequilla a temperatura ambiente, 6 tazas de azúcar glass, una pizca de sal, 1 cucharada de extracto de vainilla y 2-3 cucharadas de leche.

Cómo hacer una tarta con forma de conejo para Pascua

  1. Para hacer el frosting: Combinar la mantequilla, el azúcar y la sal en un bol y batir con varillas. Añadir la vainilla y seguir batiendo hasta lograr una mezcla suave y uniforme. Añadir poco a poco la leche hasta lograr la consistencia deseada.
  2. Para decorar el conejo: Untar con una capa fina de frosting la parte superior de uno de los bizcochos y colocar encima el segundo bizcocho (ahora tienes un bizcocho de 2 capas). Mide 12 cm a lo largo del bizcocho y córtalo ahí. Ahora tienes 2 pedazos de diferentes medidas.
  3. Coloca el pedazo más grande boca abajo sobre un plato grande o tabla. ¡Ya tienes el cuerpo del conejo!
  4. Corta el pedazo pequeño por la mitad y coloca uno de los pedazos delante del cuerpo, con una parte plana sobre el plato y la otra contra el cuerpo del conejo (esto será la cabeza). Con un cuchillo redondea los bordes y la nariz para que se vez como se muestra en la foto. Reserva todo el bizcocho que cortes.
  5. Separa las capas de lo que te queda de bizcocho para hacer las patas traseras del conejo. Redondear con un cuchillo. Coloca un pedazo a cada lado del conejo.
  6. Mezcla las migajas que te hayan sobrado de recortar el bizcocho y aplasta con un tenedor. Formar una bola y colocarla donde iría la cola del conejo. Puedes usar frosting para que se quede pegada.
  7. Unta frosting en todo el conejo, incluida la cola.
  8. Cubrir todo el conejo con el coco rallado y presionar un poco con los dedos para que se quede pegado.
  9. Meter los biscotti entre el cuerpo y la cabeza para hacer las orejas del conejo.
  10. Cubre con frosting delante de las orejas y coloca un poco de fondant rosa o icing.
  11. Para hacer la carita del conejo, poner un jelly bean negro a cada lado como si fueran los ojos. Corta uno de los malvaviscos o nubes blancas en 3 círculos y tirar el de enmedio. Presionar los 2 círculos en la cara del conejo para hacer el hocico y poner debajo un  jelly bean blanco partido por el centro para hacer los dientes. Coloca el  jelly bean rosa encima para hacer la nariz.
  12. Desenrolla la rueda de regaliz negra y corta en tiras para hacer los bigotes del conejo.
  13. Corta el segundo malvavisco o nube blanca por la mitad y realiza 3 marcas con un cuchillo para hacer las pezuñas. Colocar donde están las patitas.

Vía: foodnetwork.com

PUBLICIDAD