Tarta divertida con forma de sandía

Me encantan las tartas que son sencillas y fáciles de decorar pero que asombran por lo originales y divertidas que son. Ese es el caso de esta tarta sandía, super fácil de decorar e ideal para una fiesta infantil. Su creadora no solo pretendía que la tarta se viera como una sandía, si no que también supiese como una, y con esta idea nació esta receta. Seguro que también os encanta!

La receta es americana. Si no puedes conseguir la caja con el preparado para la tarta, puedes usar cualquier otra receta para bizcocho y usar solo la receta para el frosting y la decoración.

Tarta divertida con forma de sandía

INGREDIENTES

  • Para la base de la tarta: 1 caja de preparado para tarta blanca (white cake mix 1 de 3 oz.), un paquete de gelatina en polvo con sabor a sandía (Jell-O) reservando 2 cucharaditas para preparar el frosting, 1/2 taza de puré de sandía (sandía sin pepitas triturada), 1/2 taza de agua, 1/2 taza de aceite, 4 huevos, 1/2 taza de mini semi-dulce chips de chocolate, colorante rojo alimentario.
  • Para la decoración: 225 gr. de queso crema tipo Philadelphia a temperatura ambiente, 1/2 taza de mantequilla a temperatura ambiente, 5 tazas de azúcar glass, 2 cucharaditas de puré de sandía, 2 cucharaditas de gelatina con sabor a sandía (Jell-O),  colorante alimentario rojo y verde.

PREPARACIÓN

  1. Precalentar el horno a 175°C. Colocar papel para horno en 2 moldes redondos de unos 20 cm. cada uno, y engrasar los bordes con un poquito de aceite (mejor con spray)
  2. En un bol grande combinar el preparado para tarta y la gelatina. Añadir el agua y el aceite. Batir bien. Añadir los huevos, de uno en uno, batiendo bien.
  3. Incorporar el puré de sandía y mezclar bien. Añadir el colorante rojo poquito a poco, hasta lograr el color deseado.
  4. Colocar los chips de chocolate y 1 cucharadita de harina en una bolsita de plástico y agitar bien para que los chips queden cubiertos de harina. Incorporar a la mezcla realizando movimientos envolventes. Esto ayudará a que las chips no se vayan al fondo de la tarta, sino que «floten» en la masa.
  5. Verter la mezcla en los moldes y hornear durante 30-35 minutos.
  6. En un bol grande batir el queso crema y la mantequilla. Añadir el puré de sandía. Poco a poco añadir el azúcar y la gelatina en polvo, hasta conseguir una mezcla suave. Echar colorante verde a una tercera parte del frosting, y colorante rojo al resto.
  7. Colocar una tarta encima de la otra. Untar el frosting verde alrededor de la tarta y el rojo en la parte de arriba y entre las dos tartas. Decorar con chips de chocolate en la parte de arriba para crear las pepitas de la sandía.
Tarta divertida con forma de sandía

Vía: birdonacake.blogspot.com

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD