Yummy Dough, la plastilina comestible

Yummy Dough es un polvo para hornear que al mezclarse con agua se convierte en una masa suave y moldeable, muy parecida a la plastilina, pero con la diferencia de que después de jugar con ella te la puedes comer.

Es muy divertida para los niños, ya que combina dos de sus actividades favoritas: jugar con plastilina y cocinar.

Una vez realizadas sus creaciones con Yummy Dough, los peques pueden comérselas crudas o tras ser horneadas.

Yummy Dough es 100% sana y natural, hecha con colorantes vegetales. Está fabricada en Alemania y no lleva levadura. Tarda en secarse, por lo que puede moldearse por más tiempo y además no se pega a los dedos. Al hornearse no pierde su color ni su forma.

En España puedes encontrarla en imaginarium.es por 9,95€

PUBLICIDAD

Yummy Dough, la plastilina comestible

PUBLICIDAD