Repelente de insectos de origen natural, para niños y toda la familia

Los repelentes de insectos pueden estar compuestos de químicos o de derivados de plantas.

Los repelentes químicos son muy eficaces y de larga duración, pero contienen ingredientes tóxicos (como DEET) que al aplicarse sobre la piel se absorben y llegan a la sangre. No deben aplicarse en niños menores de 2 años. En concentraciones altas puede producir enfermedades graves.

Los repelentes naturales están compuestos de derivados de plantas. Su olor es agradable y es poco tóxico. Es efectivo, pero el tiempo de duracción es menor que el repelente químico.

Es importante proteger la piel de las picaduras de insectos, sobre todo la piel de los niños, para evitar molestias y reacciones alérgicas. Además, algunas picaduras de mosquitos u otros insectos pueden transmitir enfermedades.

Para proteger la piel de los más pequeños se recomienda el uso de lociones o cremas antimosquitos de origen natural. Algunos disponibles son:

PUBLICIDAD
  • EcoSmart Insect Repellent. Repelente de insectos natural para toda la familia, creado con aceites de plantas orgánicas. Mantiene a los insectos alejados por unas 3 horas. $7 en ecosmart.com
  • Mosi-Guard ® Natural Spray. Compuesto de extracto natural de eucalyptus citriodora. Se puede usar en bebés a partir de 3 meses y mujeres embarazadas. 9.60€ en boutique-sante-voyage.eu/es
  • Helan-Zanz Natural Anti-Mosquito. Hecho en Italia. Puede usarse en bebés y niños. Creado con ingredientes naturales. $16.99 en Amazon.com
PUBLICIDAD