Rutina de la madre y ama de casa – ¡Organización Doméstica!

PUBLICIDAD

Seguir la rutina de una madre y ama de casa al mismo tiempo es una carrera que exige un alto nivel de organización doméstica pues demanda mucho de ti y encierra diversas responsabilidades.

Requiere demostrar talentos de cocinera, decoradora, economista, maestra, y mucho más. Descubre el secreto para organizarte y desempeñar este excitante rol con creatividad. También conoce las muchas oportunidades que tienes para el desarrollo y la satisfacción personal.

Rutina diaria de la madre y ama de casa

Ser madre y ama de casa no es sinónimo de tiempo libre. Es muy fácil aceptar más responsabilidades porque, aparentemente, no tienes un horario que cumplir. ¡Nada más lejos de la realidad! Si deseas tener éxito en el hogar el secreto está en seguir precisamente una rutina.

Rutina de la madre y ama de casa – ¡Organización Doméstica!

Organizar el día en tareas es un valioso método que te ayudará a aprovechar el tiempo de la manera más sabia y efectiva posible. Desde la noche anterior puedes determinar cuáles son las tareas más importantes para el siguiente día.

PUBLICIDAD

Es importante que te levantas temprano y aproveches las primeras horas de la mañana. Pero no te abrumes con muchas actividades, cada día tiene sus propias ocupaciones.

Tu rutina diaria como madre y ama de casa comienza temprano. Aprovecha el tiempo antes que los hijos se despierten para atender tu propia espiritualidad, aseo, salud y belleza personal, así como compartir con tu esposo.  Luego, tendrás las fuerzas y disposición para atender a los hijos y las tareas domésticas.

Los trabajos complejos mejor déjalos para los fines de semana, cada 15 días o una vez al mes. Siempre planifícalo como un proyecto familiar donde todos puedan participar.

Madre 

Las responsabilidades como madre trascienden las paredes de la cocina. Ser madre también significa educar a otro ser humano, convertirte en maestra, doctora, enfermera, orientadora y muchos otros roles prácticos para la vida.

Para ser una buena madre es muy importante ser una buena esposa y procurar que la familia coma junta por lo menos una vez al día.

Después del almuerzo, las tardes son para los hijos. Luego de buscarlos del colegio, prepara la comida y asegúrate que los niños se aseen para almorzar. Después de descansar, pueden hacer las tareas escolares juntos y dedicar tiempo a entretenerse, a conversar, a enseñarles algo práctico.

Ama de Casa 

Para ser una buena ama de casa sigue este valioso proverbio: “vigila cómo andan las cosas en tu casa”. Es decir, administra bien todos los recursos y asegúrate de mantener el orden y la limpieza en tu hogar al entrenar a tu familia y  seguir la regla de menos es mejor.

Entrena a tus hijos desde pequeños con tareas domésticas sencillas acorde a su edad para que se conviertan en adultos responsables.

Además de fortalecer su autoestima, lograrás que te ayuden para atender la casa. Tu cónyuge también puede ayudarte si trabajan en equipo, sobre todo los fines de semana.

El secreto de menos es mejor es una estrategia muy útil que te ayudarán a usar sabiamente tu tiempo y energías. Por ejemplo, fregar solo las piezas que usaron en el desayuno es mejor que acumular la vajilla de dos o tres comidas.

Una buena ama de casa está convencida que es humana y necesita descansar. Por eso, aparta tiempo para recuperar fuerzas durmiendo una corta siesta o descansa con alguna actividad recreativa sana.

Rutina de la madre y ama de casa – ¡Organización Doméstica!

 

Secretos para organizarse en casa 

  1. Levántate temprano, antes que los niños
  2. Prioriza las tareas más importantes del día
  3. Acicálate con ropa bonita y cómoda desde temprano
  4. Divide las tareas: Menos tareas a diario es mejor que muchas en un solo día
  5. Sé flexible y razonable con el tiempo
  6. Determina el menú del día
  7. Asea un poco siempre después de cada comida
  8. Destina un día específico para hacer compras y diligencias
  9. Acuéstate temprano

Beneficios de la organización doméstica

Muchas mujeres se ganen los elogios de sus esposos, amistades y demás familiares, pues admiran la limpieza y el orden del hogar así como la idea de “tienes tiempo para todo ¿Cómo lo logras?”

Si sigues una rutina ordenada te sentirás satisfecha y feliz de disfrutar no solo de una casa limpia y bonita sino de tener un hogar pacífico. Te sentirás orgullosa de ver que tus esfuerzos valen la pena.

PUBLICIDAD