Sangrado nasal en niños (Epistaxis)

El sangrado nasal en niños es muy habitual entre los 2 y los 10 años de edad. Antes y después se puede presentar, pero de forma más esporádica.

Se trata de algo muy leve en la inmensa mayoría de los casos y que no va más allá de la aparatosidad de ver la sangre.

¿En qué parte de la nariz se produce el sangrado nasal en niños?

– La inmensa mayoría de las veces se produce en la parte delantera. Muy rara vez en niños se produce en la parte posterior.

– Exactamente la zona donde más se suele producir recibe el nombre de Área de Kiesselbach, y está justo en la parte de más adelante y baja del tabique nasal.

sangrado nariz en niños

PUBLICIDAD

Causas del sangrado nasal en niños

– La zona del tabique nasal es un área con muchos vasos sanguíneos.

– Un simple golpe, rascado, alergia, por roce puede producir un sangrado.

– También es muy común que se produzca si el niño está resfriado debido a la carga de mucosidad y el tocarse continuamente la nariz para sonarse.

– También es habitual que se produzca mientras duermen.

– Si el niño toma algún tipo de medicación por vía nasal, pues también puede llegar a romper los vasos sanguíneos y producir el sangrado.

– Causas mucho menos comunes pueden ser una alteración de la coagulación de la sangre o un aumento de la tensión arterial.

Sangrado nasal en niños (Epistaxis)

¿Cómo tratar el sangrado nasal el niños?

– Ante todo, como siempre, lo primero es mantener la calma. Ya sé que la sangre es muy roja y el efecto visual es muy fuerte, pero se trata de algo leve, por lo que no hay por qué preocuparse.

– Generalmente, este tipo de sangrado se produce en forma de goteo. De hecho, su propio nombre, epistaxis, procede del griego y significa goteo.

– En primer lugar, es mejor que el niño se siente y se mantenga con la cabeza recta. NO es necesario que la eche hacia atrás.

– La posición de su cuerpo, de hecho, ha de estar ligeramente reclinada hacia adelante.

– Hay que taponarle la nariz con los dedos índice y pulgar, cerrándola completamente, durante al menos 5 minutos, hasta unos 20 o 30 minutos más cuando hayamos comprobado que realmente ha dejado de sangrar.

– Procurar no abrir continuamente la nariz para comprobar el sangrado. Hacerlo sólo muy de vez en cuando.

– El niño estará incómodo porque le obliga a respirar por la boca, pero si tú mantienes la calma, él también lo hará no tendrá que haber ningún problema.

– Algunos profesionales pueden recomendar poner alguna gasa o algodón en la nariz. Métodos siempre hay varios para todas las cosas, pero la verdad es que es mejor la simple compresión con los dedos.

– Si al final decides poner ese algodón, sobre todo no te olvides de quitárselo cuando se interrumpa el sangrado, ya que puedes provocar un problema que no existía si se le acaba yendo hacia atrás.

¿Cuándo acudir al pediatra o enfermera en un sangrado de nariz?

– Si éste es muy aparatoso y va mucho más allá de un goteo.

– Si dura más de 30 minutos y no cede.

– El pediatra en estos casos puede determinar algún otro tipo de tratamiento, que en casos más extremos, podría llegar a la cauterización o quemado de zona afectada para su cicatrización.

¿Cómo actuar después del sangrado de nariz en niños?

– Pueden actuar de forma totalmente habitual, pero con mucha más precaución ya que la zona se va a mantener muy sensible durante un tiempo.

– Procurar que durante unos días no se toque para nada la nariz.

– Si realiza algún deporte, es mejor que lo deje también unos días para asegurar la zona.

 

Escrito por Beatriu Dàvila para EntreChiquitines.com

Imágenes: jupiterimages.com

Guardar

PUBLICIDAD