Una casa a prueba de niños para evitar accidentes domésticos

Muchos accidentes que ocurren en el hogar podrían evitarse si seguimos algunas recomendaciones sobre seguridad doméstica infantil. Hoy en día existen todo tipo de inventos creados y diseñados para prevenir y evitar accidentes en casa con bebés y niños. 

Los bebés y niños pasan la mayor parte del tiempo en casa. Debido a su ignorancia y su fragilidad, pueden sufrir accidentes como caídas, quemaduras, intoxicaciones, golpes, asfixia y electrocución. Los padres o los cuidadores del niño son los encargados de enseñarle desde que es pequeño qué lugares son peligrosos y no deben tocarse. Además, es muy importante asegurar la casa para evitar accidentes y poder crear un ambiente no solo más seguro, sino más tranquilo para todos.

En toda la casa

No dejes juguetes ni objetos pequeños en el suelo ni al alcance del bebé o el niño. Los juguetes deberán de ser adecuados para su edad. Evita juguetes con cuerdas para prevenir la estrangulación. Tampoco dejes cuerdas de los estores al alcance del niño. Pon seguros en las ventanas. Los muebles altos deberán de estar sujetos a la pared. Ningún mueble deberá de tener astillas o algún tornillo sobresaliendo o suelto. No fumes en casa ni permitas que alguien lo haga. Utiliza puertas de seguridad en las escaleras u otras áreas peligrosas. Cubre los enchufes con tapas especiales de seguridad. Esconde cables y cordones eléctricos. Utiliza seguros en cajones y puertas. Mantén muebles y sillas alejados de las ventanas para evitar que el niño se suba. Evita los muebles con partes de cristal. Utiliza protectores en las mesas o muebles con picos y salientes peligrosos. Guarda las tijeras, agujas, joyas, pegamentos, herramientas, y todo lo que sea pequeño o peligroso, fuera del alcance del niño.

En la cocina

PUBLICIDAD

Mantén los cuchillos, cubiertos, botellas, botes, bolsas de plástico, encendedores, cerillas y cualquier otro objeto peligroso, fuera del alcance del niño. No uses manteles que quedan colgando en las mesas, ya que el niño puede tirar de el y caerle todo encima. Si estás cocinando nunca dejes la cocina desatendida. Utiliza siempre los fuegos de atrás, para que el niño no alcance a tocarlos. No dejes utensilios ni comidas calientes al borde de la mesa o encimera. No dejes aparatos eléctricos enchufados (batidora, cafetera, etc.).

En el baño

Para evitar intoxicación y envenenamiento deberás de poner todas las medicinas y productos de limpieza bajo llave, o puedes colocarlos en un armario alto, donde el niño no llegue ni subido a una silla. Nunca dejes a un bebé ni un niño solo en la bañera. Siempre asegúrate que el agua está a la temperatura correcta. Coloca un seguro en la tapa del inodoro para que no pueda abrirlo. Coloca un protector en el grifo de la bañera. La ducha o la bañera deberán de tener un protector anti-deslizante. Todos los aparatos eléctricos (como el secador o la máquina de afeitar), deberán de estar guardados, lejos del agua y fuera del alcance del niño.

 

PUBLICIDAD