Acuario de San Sebastián: un viaje único al fondo del mar

La capital guipuzcoana ofrece multitud de actividades para hacer en familia, pero una de las que sin duda gustará más a los pequeños de la casa es la visita a su acuario. Situado al pie del monte Urgull, en el muelle donostiarra, el Aquarium-Palacio del Mar es uno de los más antiguos y modernos de toda Europa.

Acuario de San Sebastián: un viaje único al fondo del mar

La mayor atracción de este museo oceanográfico se sitúa en el túnel acrílico de 360°, donde grandes y pequeños pueden casi casi tocar las aguas del Atlántico y  los más de cinco mil peces que habitan en este gran oceanario: rayas, tortugas, peces manta y los tiburones toro Txuri y Kontxita, las estrellas del acuario.

Acuario de San Sebastián con niños

Los peques de la casa no pueden perderse tampoco la visita al acuario táctil, un acuario descubierto en el que se pueden tocar algunas especies inofensivas como las estrellas de mar o los erizos; la ballena de de once metros de largo que preside la entrada y los acuarios temáticos, en los que pueden verse peces de distinta procedencia, como los pece payaso, anémonas y ejemplares del cinematrográfico Nemo.

Acuario de San Sebastián: un viaje único al fondo del mar

El precio de las entradas es de 13 euros para los adultos; 6,50 euros para los niños de 4 a 12 años y gratuito para los menores de 3 años.

Más información en: www.aquariumss.com

Guardar