Ibiza con niños

A pesar de que la isla es internacionalmente conocida por su leyenda hippie y sus discotecas para jóvenes con ganas de fiesta, Ibiza es, también, un destino familiar en el que pasar unos días inolvidables con los niños. Su multitud de calas y playas de aguas claras y limpias donde bañarse y hacer castillos de arena, sus mercadillos, sus pueblos, su entorno natural… la convierten en un lugar privilegiado en el que ir de vacaciones con los peques. ¿Te apetece conocer sus rincones más bonitos?

Ibiza
Ibiza con niños

Sus playas

Ibiza es una isla pequeña, plagada de preciosas playas de arena blanca. Unas de las playas más bonitas y tranquilas que podéis visitar con los niños se encuentra en el norte. Se llama Cala Llenya. En esta playa no encontraréis famosos ni chiringuitos con música a tope. Es una playa tranquila, cercana al pueblo de Santa Eularia, de unos doscientos metros de largo y rodeada de un paisaje precioso de senderos y pinares.

Cala Llenya 2

Cala Llenya

Se accede a ella por una pasarela de madera y está equipada con servicios de alquiler de hamacas y sombrillas. Su arena es blanca y fina y las aguas de ese color azul turquesa que te invita a dejar inmediatamente la toalla y darte un buen chapuzón.

La pequeña dimensión de esta isla balear os permitirá recorrerla fácilmente en coche y disfrutar de otras playas preciosas, situadas más al sur, como Las Salinas (donde podéis aprovechar para recorrer su Parque Natural), Cala Llonga o la Playa de Talamanca.

Playa Talamanca

El casco antiguo

Y después de un día en la playa, un buen plan puede ser recorrer el Dalt Vila, el casco antiguo de la capital ibicenca. Sus calles adoquinadas, algunas empinadas y estrechas ( ¡si vais con un bebé mejor llevaros la mochila !), os llevarán a alguno de los muchos miradores que se abren al mar Mediterráneo. ¡Las vistas son espectaculares !

Ibiza casco viejo

Sin dejar la capital, también podéis disfrutar de su puerto, sus embarcaciones y su patrimonio arquitectónico. Y si os gustan los mercadillos, no podéis perderos el de Las Dalias, en la localidad de Sant Carles de Peralta, un poco más al norte.

Dalias Mercadillo
Sus pueblos

Muchos de los pueblos ibicencos guardan aún el encanto de otros tiempos. Uno de ellos es Santa Gertrudis de la Fruitera, situado en el centro de la isla. Un pueblecido tranquilo, perfecto para pasear sin prisas, dejando que los niños disfruten de un helado o el bocadillo de la merienda mientras juegan en la plaza peatonal.

Santa Gertrudis de la Fruitera 2

Santa Gertrudis de la Fruitera en Ibiza

Otras actividades

Los peques se lo pasarán en grande si les lleváis el Aquarium Cap Blanc, donde se pueden ver diferentes especies marinas típicas de esta zona del Mediterráneo.

Una visita obligada es la cueva Can Marçá, en el Port de Sant Miquel, a 20 kilómetros al norte de la capital. Se trata de una impresionante cueva de cien mil años de antigüedad, situada en un enclave privilegiado, el interior de un acantilado. Descubierta en otra época por contrabandistas, el tiempo, el agua y la erosión la han moldeado hasta crear en la actualidad un escenario de estalactitas y estalagmitas de gran belleza.

cueva Can Marçá

Ibiza es una isla en la que se puede disfrutar de muchísimas actividades y deportes al aire libre. Además de submarinismo o snorkel, los peques podrán descubrir la isla dando un paseo a caballo, o recorrer sus senderos de pinos y almendros en bici, pasar el día en los Parques acuáticos o subir en el tren turístico de la isla. ¿Y por qué no? Coger un barco y visitar la isla vecina de Formentera.

Más información en: www.ibiza.travel

Fotos: Ibizasace, Ibiza.travel