Oslo con niños: museos, parques y otras atracciones

La capital de Noruega es una ciudad nórdica muy interesante para visitar con niños. Si buscáis emociones diferentes y divertidas aventuras para vivir en familia, como hacer un crucero por los fiordos, observar el sol de medianoche, o conocer más sobre los vikingos, veréis que Oslo no os decepcionará.

parque estatuas en Oslo

Oslo con niños en verano

El verano es la época ideal para visitar Oslo con niños. Desde mayo hasta septiembre se puede hacer un crucero por el fiordo de Oslo para disfrutar de la belleza de sus paisajes. El mejor momento para ver el sol de medianoche es alrededor del solsticio de verano.

islas y playas de Oslo

Otras actividades para hacer en Oslo con los peques durante el verano es visitar alguna de sus islas, como Langøyene o Hovedøya para bañarse en sus playas; conocer el Jardín Botánico, un oasis en el centro de Oslo que está abierto todo el año; alquilar una canoa en los bosques de Oslo; visitar los animales de la granja de Bogstad; experimentar nuevas aventuras en el parque de escalada Sommerpark; recorrer el Parque de esculturas de Vigeland; o divertirse en el parque de atracciones de TusenFryd, el parque de atracciones más grande de Noruega.

Museos de Oslo para visitar con niños

Algunos de los mejores museos en Oslo para conocer con niños y que nadie se aburra son el Museo Internacional de Arte Infantil; el Museo de Ciencias Naturales, que pertenece a la Universidad de Oslo y donde se puede ver a «Ida», un fósil de primate de 47 millones de años; el Museo Fram, dedicado a la nave polar de Fram; el Museo Nacional de Ciencia y Tecnología; o el Museo de Kon-Tiki, que contiene embarcaciones originales y objetos de expediciones de Thor Heyerdahl, uno de los científicos, aventureros y defensores del medio ambiente más conocido en todo el mundo.

Oslo con niños museos

museo Fram en Oslo

El Museo Folklórico Noruego es un museo al aire libre que no os podéis perder si queréis conocer más de cerca la cultura del país y experimentar sus tradiciones. El museo cuenta con 155 casas tradicionales de Noruega y se realizan muchas actividades para niños durante el verano.

A los peques les fascinan los vikingos, por eso no podéis dejar de visitar con ellos el Museo de los Barcos Vikingos en Oslo, un museo donde podrán observar los barcos vikingos mejor conservados del mundo. Además, el museo cuenta con otros hallazgos como trineos, pequeñas embarcaciones, objetos domésticos…

museo vikingo en Oslo

Oslo con niños en invierno

Durante el invierno Oslo es también una ciudad muy divertida e interesante para conocer en familia. A tan solo 30 minutos en metro del centro de la ciudad encontraréis muchas actividades de invierno ideales para familias con niños: Esquiar, patinar sobre hielo, esquí alpino, subirse a un trineo…

pistas de trineo en Oslo

Oslo cuenta con muchas pistas para trineos. La más grande es Korketrekkeren (el sacacorchos), que por las noches se ilumina. Otras pistas populares para deslizarse en trineo con niños son Skullerudstua en Østmarka, Myraløkka, Ola Narr, Frognerparken, Slottsparken y Uranienborgparken, que tiene una pista de corta longitud ideal para los más peques.

Oslo con niños en invierno

Para esquiar está el parque de invierno Oslo Vinterpark, la principal estación de esquí en Oslo que cuenta con 18 pistas, un parque de nieve, zona especial para niños, esquí alpino y snowboard. Y no os olvidéis de visitar el Museo de Esquí y Torre del trampolín de saltos Holmenkollen, que cuenta con un simulador de esquí, exposiciones y la torre del trampolín.

En Navidad también es una época muy bonita para visitar Oslo con niños. La ciudad se llena de mercadillos navideños, ferias, eventos y muchas otras tradiciones. Podéis conocer más sobre Oslo en la web Visitoslo.com

Guardar