Virus de la Gripe A o Gripe Porcina y el Embarazo

La Gripe A o Gripe Porcina fue declarada Pandemia mundial el pasado mes de junio por la OMS (Organización Mundial de la Salud).

Durante el embarazo las mujeres son más propensas a contraer el virus H1N1, ya que sus defensas son más bajas. Las embarazadas son por lo tanto un grupo de alto riesgo.

En todo el mundo las organizaciones de salud están alertando a las mujeres embarazadas para que tomen las debidas precauciones y evitar así el contagio de la Gripe A, ya que es un virus muy contagioso.

Cómo prevenir el contagio de la Gripe A o Porcina durante el Embarazo

  • Evitar viajar.
  • No acudir a sitios con multitudes de personas.
  • Lavarse las manos con frecuencia.
  • Usar una máscara para tapar la nariz y boca si hay que salir a espacios concurridos y cerrados como el metro, el supermercado o el banco.
  • Ventilar la casa con frecuencia y permitir que entre el sol.
  • Desinfectar con frecuencia teléfonos, teclados, picaportes y la cocina y el baño.
  • No saludar con besos ni la mano.
  • Usar geles desinfectantes para las manos.
  • No compartir cubiertos, vasos, alimentos ni utensilios personales.
  • No acercarse a personas con infección respiratoria.

Síntomas de la Gripe A

PUBLICIDAD
  1. Fiebre alta
  2. Tos
  3. Dolores musculares
  4. Dolor de cabeza
  5. Falta de aire
  6. Cansancio y malestar general
  7. Dolor abdominal
  8. Lagrimeo de los ojos
  9. Secreción nasal
  10. Dolor de garganta
  11. Pérdida de apetito
  12. Vómitos y diarrea

La mujer embarazada debe de acudir al médico inmediatamente ante cualquier síntoma de gripe A, ya que si ha sido contagiada se le deben de administrar antivirales lo más rápidamente posible.

Los antivirales que se administran para tratar la gripe porcina están clasificados en la categoría C, lo cual indica que no hay estudios clínicos realizados para saber si son o no seguros durante el embarazo.

Según la OMS, habrá una vacuna disponible contra la gripe porcina el próximo mes de septiembre u octubre.

PUBLICIDAD